martes, 26 de abril de 2011

Quinoa con Verduras y Salsa de Soja


Os presento una receta anticáncer elaborada con verduras y quinoa.
La quinoa es un pseudocereal con índice glucémico bajo. Pertenece a la misma familia que las espinacas y la remolacha.
Es rica en aminoácidos esenciales, entre ellos la lisina que es importante para el desarrollo cerebral. Contiene el doble de proteinas que cualquier cereal. También es rica en hierro, calcio y vitamina Además contiene ácido linoleico el cual tiene propiedades anticáncer. No contiene gluten, por lo que es apta para celiacos.
Es un alimento muy completo y de fácil digestión. Se cultiva en los Andes, y es considerada como una planta medicinal por los pueblos andinos.
El consumo de quinoa se ha asociado con una menor incidencia de cáncer de colon y de mama.
Para cocinarla antes hay que lavarla con agua fría unos segundos para eliminar la saponina que contiene y es tóxica. Sólo hay que cocerla durante unos 15 minutos aproximadamente, hasta que esté al dente, estará lista cuando el grano esté entre blanco y transparente y el germen espiral se haya soltado. Debe cocinarse a fuego medio y para cocerla deben usarse 2 tazas y media de agua filtrada por cada taza de quinoa. La sal y otros condimentos deben añadirse después de cocerla.
Podemos usarla como sustituto del arroz en nuestros platos. Podemos añadirla a las ensaladas, sopas, verduras, etc. Con ellas podemos elaborar hamburguesas, croquetas y ricos postres.

QUINOA CON VERDURAS
Ingredientes*
Para preparar al vapor:
1/2 pimiento verde, cortado en juliana
1/2 pimiento rojo, cortado en juliana
100 g de champiñón laminado
100 g de setas shiitake
50 g de zanahoria cortada en juliana
50 g de guisantes frescos
1/2 calabacín con piel en juliana
170 g de quinoa
800 g de agua filtrada
1 diente de ajo
1 trozo pequeño de jengibre (5 g)
1 ramita de apio
30 g de aceite de oliva virgen extra
100 g de cebolla, cortada en juliana
100 g de brotes de soja
50 g de salsa de soja tamari
1/2 cucharadita de cúrcuma
1 pellizco de pimentón dulce
1 pellizco de pimienta negra

Preparación:
1 Con thermomix: Colocamos los pimientos en el recipiente varoma. En la bandeja Varoma, coloca el champiñón, la zanahoria y los guisantes. Tapamos y reservamos.
Si disponemos de vaporera o de una olla para cocinar al vapor colocamos las verduras y cocinamos durante unos 8 minutos.

2 Con thermomix: Colocamos el cestillo en el vaso con la quinoa previamente lavada con agua fría, vertemos el agua y programamos 5 minutos, temperatura 100, velocidad 4.
Con olla convencional cocinamos la quinoa en agua hirviendo a fuego medio durante 15 minutos.

3 Con thermomix : Acabado el tiempo programado, situamos el recipiente varoma con las verduras en su posición y volvemos a programar 8 minutos, temperatura 100, velocidad 4. Retiramos el recipiente Varoma. Dejamos las verduras en el recipiente para que escurran todo el líquido.

4 Utilizamos la muesca de la espátula para extraer el cestillo con la quinoa, volcamos en un cuenco grande y reservamos.

5 Con thermomix : Con el vaso limpio, ponemos el ajo, el jengibre y el apio. Rallamos programando 3 segundos, velocidad 5. Retiramos del vaso y reservamos.
Si no disponemos de tmx trituramos con la ayuda de una batidora.
6 Vertemos el aceite en el vaso y programa 2 minutos, temperatura 100, velocidad 1.
Sin tmx: En una sartén calentamos el aceite, y agregamos el ajo, el jengibre y el apio reservados y la cebolla en juliana y sofreímos unos minutos. Después añadimos la salsa de soja, la cúrcuma, el pimentón y la pimienta negra y sofreímos unos minutos más. Al final añadimos los brotes de soja y mezclamos con la salsa.

7 Agrega el ajo, el jengibre y el apio reservados y la cebolla en juliana. Programamos 3 minutos, 100º, velocidad 1.

8 Añadimos la salsa de soja, la cúrcuma, el pimentón y la pimienta negra. Programamos 3 minutos, 80º, velocidad 1.
9. Añadimos los brotes de soja y mezclamos 5 sg vel.2

10 Vertemos en el cuenco junto con la quinoa, agrega las verduras del Varoma y envolvemos con la espátula hasta que quede bien integrado.
El resultado es un plato muy sabroso (creo que mi favorito), con muchos alimentos anticáncer.



*Todos los ingredientes utilizados proceden de la agricultura ecológica