miércoles, 15 de febrero de 2017

Consejos para la quimioterapia. Prepárate para el día de la quimio.

Cuando hace 6 años me diagnosticaron cáncer con metástasis sentí mucho miedo.... miedo a la muerte, miedo al dolor y al sufrimiento, pero también miedo a los efectos secundarios de la medicación. Como médico de familia sabía que efectos podía causar la medicación y me daba pavor enfrentarme a ella. 
Decidí investigar que podía hacer yo para disminuir la posibilidad de sufrir esos efectos secundarios,. Desde el hospital no me dieron ninguna pauta o recomendación, sólo me dijeron "no te deprimas". Ese consejo está bien y es necesario no estar deprimido, pero no era una pauta para mejorar mi estado de ánimo ni me iba a ayudar a controlar el miedo y la ansiedad que sentía. Así que me tocó buscar. Encontré muchos consejos generales en varias páginas de asociaciones de enfermos, pero no encontré nada practico o real que me pudiese ayudar. Así que de nuevo tocó buscar más allá de nuestras fronteras y me topé con múltiples publicaciones americanas donde daban pautas muy practicas, que habían sido comprobadas con miles de enfermos en hospitales punteros en tratamiento del cáncer como en MD Anderson Cancer Center de Houston.... Las probé en mí y funcionó. Durante los 5 meses de quimio que recibí, tuve pocos efectos secundarios... de hecho pude viajar por toda Europa durante los descansos de quimio, pude apuntarme a clases de yoga y chikung, pude pasar horas y horas traduciendo artículos científicos, pude empezar a escribir este blog, pude crear recetas con los alimentos anticancer y practicar la cocinoterapia. Sentí una gran energía y vitalidad durante la quimio, a pesar de que a mí me toco "chute" semanal, en mi caso de carboplatino y taxol. El mayor efecto secundario que sentí fue el "cansancio físico y mental" de las largas horas de espera... todas las semanas me tocaba ir al hospital, todas las semanas pinchazo, todas las semanas largas horas de espera en el hospital para que te tocase el turno de enchufarte a la máquina, todas las semanas tener que ver a las enfermeras correr porque no daban abasto con tantas enfermas, todas las semanas tener que ver a compañeras con cáncer desesperadas por el dolor físico o mental asociado a la enfermedad o al tratamiento. 
En Ibiza durante la quimio
Durante mi quimio soñaba con cambiar esa realidad. Soñaba con más calidad asistencial para los enfermos,menos horas de espera, más personal sanitario: más psicólogos, enfermeras, terapeutas ocupacionales y nutricionistas en el hospital, más tiempo de consulta para los oncólogos. Soñaba con más fruta y agua en vez de bocadillos y coca cola para hacer más liviana la espera. Soñaba con música relajante de fondo en vez de los programas de cotilleo. Soñaba con sesiones de relajación o meditacion guiada.  Soñaba con menos enfermos diagnosticados de cáncer cada día, con menos niños huérfanos debido a esta enfermedad. 
Decidí dejar de soñar y ponerme las pilas para cambiar la visión del cáncer, para cambiar esas estadísticas que nos dicen que 1 de cada 2 personas padecerá cáncer, para cambiar el sufrimiento y el miedo que genera la palabra cáncer y quimio a los enfermos. Han pasado 6 años y aquí sigo ofreciendoos todo lo que voy aprendiendo, traduciendo todos los estudios que se publican sobre cáncer, alimentación, ejercicio y emociones.  Seguiré ofreciendo luz y esperanza a todo el que lo necesite porque ese es mi propósito, siempre desde el amor                 


Como este post quiero que sea muy positivo no voy a hablar de efectos secundarios más allá de los ya conocidos y frecuentes, como  nauseas, vómitos, cansancio, fatiga, caída del pelo, falta de apetito, mucositis o llagas, así que vamos a ella con los consejos para el día de la quimio.
En este blog, en mi MI REVOLUCION ANTICANCER y en la GUIA PRACTICA DE ALIMENTACION Y VIDA ANTICANCER encontrareis muchos más 

PREPÁRATE PARA EL
DÍA DE LA QUIMIO

Habitualmente el día que toca quimioterapia tocan también largas horas de espera en el hospital. Lo mejor para ello es preparar un kit de supervivencia. Ayuda, ¡y mucho!

  • Prepara una red de apoyo. Habla con familiares y amigos para que te echen una mano durante el tratamiento, ya sea ayudándote en las tareas de la casa, con la compra, con la cocina... Y sobre todo que sean un apoyo emocional fuerte y efectivo. Procura que alguien te acompañe el día de la quimio, sobre todo al terminar el tratamiento, puesto que puedes sentirte mareado.
  • La noche anterior prepara algo saludable para tomar durante la quimio si tienes hambre y llévatelo al hospital en un envase de cristal. Mira las ideas para desayunos y meriendas saludables de este blog. No olvides llevar frutos secos crudos, fruta y agua fría. Di no a los bocatas y refrescos tipo cola o zumos que suele ofrecer el hospital. Para prevenir las náuseas te recomiendo preparar una infusión fría con jengibre y canela, y empezar a tomarla el día antes y los posteriores. Llévate al hospital cubitos o polos de zumos de frutas caseros y sin azúcar, puedes llevarlos en una nevería portátil y pedir que los guarden en el frigorífico de la sala de oncología
  • Prepara una lista de lecturas motivadoras o descárgate en la tableta películas para ver durante el tratamiento; pueden ser pelis de comedia que te hagan reír o películas de espiritualidad que te puedan inspirar. También puede apetecerte escuchar música; ten preparada una lista de reproducción con tu música favorita, yo he creado una muy motivadora. Escuchala aquí . Si te apetece música más relajante, prueba esta. 
  • Elige ropa cómoda. La parte de arriba, que tenga mangas fáciles de subir si tienen que pincharte en los brazos, y si llevas reservorio —un pequeño disco que se coloca bajo la piel—, que el cuello sea ancho. Yo tenía un chándal especial para la quimio, que era muy cómodo y bonito, pero que nada más terminar tiré al contenedor como un ritual para cerrar una etapa de mi vida.

  • Si lo tienes, llévate Mi Revolución Anticáncer y completa y rellena los ejercicios. No olvides lápiz, goma y lápices de colores.
  • Durante la quimio escucha los ejercicios de visualización creativa de Mi Revolución Anticáncer y visualiza cómo la quimio es muy efectiva con las células malignas y respeta las células sanas.
  • Si te apetece, puede ser muy enriquecedor hablar con tus compañeros de quimio, pero procura rodearte de aquellos que te aporten algo positivo; evita a los que no paran de hablar de efectos secundarios, de lo mal que se encuentran, de esperanzas de vida limitadas...
  • Si te apetece dormir durante el tratamiento, no te prives, ¡duerme! En la premedicación de la quimio suelen usarse antihistamínicos que dan muuucho sueño.
  • No te quedes con dudas, pregunta a enfermería y a tu oncólogo cualquier cosa que te preocupe.
  • Cuando llegues a casa bebe mucho líquido: agua mineral muy baja en sodio, infusiones, batidos verdes. Descansa. Si te sientes con fuerzas, intenta dar un paseo o practicar algo de ejercicio y que te dé el sol, te vendrá muy bien.
  • Come varias veces y poca cantidad para evitar náuseas, vómitos y molestias digestivas. Evita fritos y añade aguacate y crema de frutos secos a tus platos. Si tienes náuseas, practica los ejercicios de yoga de este libro.
  • Antes de dormir date un baño de agua calentita con sal y practica los ejercicios de relajación muscular progresiva para que duermas bien. Si puedes, recibe reiki, te relajará mucho. Un masajito relajante tampoco iría mal. ;­) 


se me olvidaba.... el domingo 19 a las 2130h cuento mi testimonio como superviviente de cáncer en Chester in love, con Risto Mejide