domingo, 17 de septiembre de 2017

El agua del grifo contiene restos de plástico, fármacos y metales pesados

¿Sabíais que a través del agua del grifo ingerimos plástico? ¡En serio!

Microfibra de plástico en el plâncton

Pero no solo puede contener el agua restos de plásticos sino también de otras sustancias como nitratos y nitritos, restos de pesticidas y fertilizantes, metales pesados (aluminio, arsénico, cadmio, mercurio...) derivados del petróleo, fármacos, restos de contaminantes utilizados en la industria como hidrocarburos, bencenos, benzopirenos, etc.

En 2010 una investigación encabezada por la Dra. Yolanda Valcárcel y realizada por la Universidad Rey Juan Carlos detectó la presencia de restos de fármacos en el agua potable de Madrid.
Este estudio encontró restos de 55 fármacos en el agua, principalmente antiinflamatorios, antidepresivos, carbamazepina (fármaco utilizado para tratar la epilepsia), anticonceptivos e incluso fármacos usados como quimioterapia (ifosfamida). En un estudio similar realizado en Toledo encontraron restos de ansiolíticos (diazepam y lorazepam) y restos de cocaína y anfetaminas.

Orb media, una organización periosdistica internacional sin animo de lucro, junto a investigadores de la universidad de NY y Minnesota han analizado el agua del grifo de diferentes países de los 5 continentes y resulta que en el 83% de las muestras había fibras de plástico. En Europa por cada 500ml encontrado 1,9 fibras de plásticos y en EEUU 4,8. Se encontró restos de fibras de plástico tanto en el agua del grifo como en la embotellada.

Microfibras de plástico liberadas tras un ciclo de lavado de ropa

¿Y, cómo llega todo este plástico al agua del grifo?

  • Cuando ponemos en marcha la lavadora se liberan gran cantidad de microfibras procedentes de la ropa. Se pueden generan hasta 700.000 microfibras de plástico con cada lavada de ropa sintética (lana sintética, poliéster y ropa acrílica).
  • Fibras sintéticas en el aire. Cuando andamos por el simple hecho de rozar la ropa entre nuestras piernas o brazos, estamos liberando microfibras de plástico que van al aire que respiramos. En la ciudad de Paris en las lluvias caídas en 2015 se constataron la caída de entre 3 y 10 toneladas de microfibras a la superficie de la ciudad.
  • Los neumáticos de coches, camiones y motos también liberan microfibras de plástico
  • La Pintura plástica de nuestras casas, de los barcos, de las carreteras también contamina de microfibras de plástico los océanos y los rios.
  • Envases y recipientes plásticos como tuppers, cubiertos, embalajes, botellas, bolsas, pajitas, etc contaminan las aguas de microfibras de plástico
¿Qué impacto tiene esto en nuestra salud?

Aún no conocemos el impacto real que todo este plástico puede tener en nuestra salud. Si sabemos que las microfibras pasan a nuestro organismo a través del aire que respiramos o del agua y los alimentos que bebemos y sabemos que se acumulan en nuestro organismo. Sabemos que estos plásticos son vehículos para gérmenes y sustancias tóxicas.
Los plásticos contienen sustancias que tienen efecto disruptor endocrino y se han relacionado con cáncer de mama, ovario, testículo y próstata, problemas endocrinos, disminución de la fertilidad, pubertad precoz,  obesidad, parto prematuro, etc.

¿Podemos reutilizar las botellas de plástico?

Con el afán de reciclar tendemos a rellenar las botellas de plástico y esto puede ser un craso error, pues al rellenar las botellas se acumulan gran cantidad de bacterias. En un estudio en el que analizaron los recipientes de plástico de un atleta que los había reutilizado para beber agua durante una semana mostraron unos resultados escalofriantes. Una de las botellas tenía más de 900.000 mil unidades de bacterias. Un promedio mucho más elevado que la tapa de nuestro wc. De esos gérmenes, el 60% podrían causar enfermedades infecto contagiosas. Además al reutilizar los envases plásticos aumenta el riesgo de que sustancia como el bisfenol A pasan al agua o a los alimentos. En el caso del PET de las botellas de agua hay más riesgo de que se libere antimonio, una sustancia considerada carcinogéna

¿Agua del grifo o embotellada?

En ambas aguas puede haber restos de microfibras de plástico.

Al consumir agua embotellada estamos generando gran cantidad de plásticos que luego ingerimos sin darnos cuenta y estos plásticos se acumulan en nuestro organismo.

Una opción puede ser instalar un filtro de osmosis inversa en el grifo que es capaz de filtrar estas microfibras y otros contaminantes.


¿Qué podemos hacer?
  • Usar menos plásticos... reduce el uso de botellas, bolsas, recipientes plásticos para almacenar la comida y el agua. El cepillo de dientes en vez de plástico compralo de materiales más seguros como bambú. No usar pajitas
  • Utilizar recipientes de cristal, vidrio u acero inoxidable
  • Comprar más ropa de algodón
  • Cuando laves la ropa sintética no la laves a mas de 30 grados y deja que se airee toda la noche.
  • Optar por el uso de los plásticos más seguros: Polipropileno (5) y Polietileno de Baja Densidad (4) son los más seguros.  Buscar recipientes libres de Bisfenol A.
  • No reutilizar las botellas de agua de plástico. Mejor botellas de cristal o acero inoxidable
  • No añadir alimentos calientes en recipientes de plástico ni exponer al sol los envases de plástico
  • Usar más el transporte público o compartir el coche para así gastar menos neumáticos
¿Cuánta agua debemos de beber?

Llegados a este punto, muchos además de pensar en el envase para el agua, os preguntareis cuanta agua debemos de beber

Nuestro cuerpo es en gran parte agua, somos un 75 % agua y por tanto necesitamos ingerir agua a diario para reponer la que perdemos a través del sudor, de la orina, de la saliva y la respiración. 

Todas las reacciones que se producen en nuestro cuerpo ocurren en un medio acuoso. Nuestra sangre es en su mayor parte agua, nuestro cerebro flota en el líquido cefalorraquídeo, cuando somos fetos nos acuna otro líquido compuesto por agua, el líquido amniótico... Somos agua y necesitamos agua para vivir. 

El agua y principalmente el agua contenida en los alimentos es necesaria para gozar de una buena salud. 

Continuamente salen anuncios en la televisión diciendo que tenemos que beber 1 ́5 litros de agua o 2 litros, según las necesidades de vender de la industria del agua. 

Pero, realmente ¿cuánta agua necesitamos? La respuesta es difícil, depende del individuo y las condiciones personales: estación del año y temperatura, ejercicio físico, alimentación, sexo, edad... 

Las pérdidas diarias son 1500 ml. por la orina, 100ml. por las heces y 1000 ml. por el sudor y respiración (en verano mucho más). En total solemos eliminar un mínimo de 2,5 litros al día y esas pérdidas tenemos que reponerlas. 

La alimentación juega un papel muy importante en las necesidades de agua. A través de los alimentos ingerimos mucha agua, aproximadamente un litro de agua, pero además cuando los alimentos se digieren en su combustión se libera agua, CO2 y energía. Por ejemplo, por cada kg. de hidratos de carbono consumido liberamos medio litro de agua. 

La sed es el mejor indicativo del agua que debemos beber. Si comemos algo muy salado tendremos mucha sed, pues nuestro cuerpo necesita líquidos para diluir tanta sal e impedir que la sal no provoque efectos negativos para nuestra salud. ¡Qué sabio es nuestro cuerpo!. 

Los alimentos más sanos y más fáciles de digerir son los más ricos en agua. Las frutas y las verduras contienen más del 80 % de agua. Si nuestra dieta se basa en alimentos más secos como el pan o la carne, por ejemplo necesitaremos beber mucho líquido para rellenar ese 75 % de agua que somos. 

Si tenemos una dieta rica en frutas, vegetales, zumos, batidos verdes, infusiones, sopas y cremas, y no consumimos carne ni sal apenas tendremos sed, a no ser que haga mucho calor o realicemos ejercicio físico intenso. 

Lo más importante es escuchar a nuestro cuerpo y nunca pasar sed. Podemos apaciguar nuestra sed con agua o infusiones, pero ¡¡nunca con coca cola!!  Como orientación, de media necesitamos ingerir un litro de agua al día, más el agua contenida en los alimentos.

¿Y las aguas con sabores?

Ahora están de moda las aguas con sabores, a las que añaden zumo de frutas. Estas tampoco son una opción saludable pues contienen gran cantidad de azúcar. Lo mejor, agua, agua o agua con gas.



¿¿Quieres saber más?? 

En Mis Recetas Anticáncer puedes encontrar más información sobre el cáncer, la alimentación y los estilos de vida y todas las pautas para llevar una vida saludable. Pincha aquí si quieres conseguir un ejemplar



 
FUENTES:

Mis Recetas Anticáncer. Odile Fernández. Ediciones Urano. 2013.

https://orbmedia.org/stories/Invisibles_plastics

Biles JE, McNeal TP, Begley TH, Hollifield HC.Determination of bisphenol A in reusable polycarbonate food-contact plastics and migration to food-simulating liquids. J. Agric Food Chem. 1998; 46:2894

 Shotyk W, Krachler M. Contamination of bottled waters with antimony leaching from polyethylene terephthalate (PET) increases upon storage. Environ Sci. Technol. 2007; 41:1560–3

Di Bella G, Saitta M, Lo Curto S, et al. Production process contamination of citrus essential oils by plastic materials.J. Agric. Food Chem. 2001; 49:3705–3708.

Biscardi D, Monarca S, De Fusco R, et al. Evaluation of the migration of mutagens/ carcinogens from PET bottles into mineral water by Tradescantia/ micronuclei test, comet assay on leukocytes. Sci Total Envirom. 2003 Jan; 20; 302(1-3): 101-8.

Valcárcel Y, González Alonso S, Rodríguez-Gil JL, et al. Detection of pharmaceutically active compounds in the rivers and tap water of the Madrid Region (Spain) and potential ecotoxicological risk.Chemosphere. 2011 Sep; 84(10):1336-48.

Valcárcel Y. et al. Drugs of abuse in surface and tap waters of the Tagus River basin: Heterogeneous photo-Fenton process is effective in their degradation. Environ Int. 2012 May; 41C:35-43.

Wagner M, Oehlmann J. Endocrine disruptors in bottled mineral water: total estrogenic burden and migration from plastic bottles, Environmental Science and Pollution Research. 2009;16 (3): 278-86

Some drinking water disinfectants and contaminants, including arsenic.IARC scientific publications. Lyon ,France: International Agency for Research on Cancer, 2002; 84

Barceló L, López de Ald MJ. Contaminación y calidad química del agua: el problema de los contaminantes emergentes.