martes, 16 de enero de 2018

GAZPACHO DE INVIERNO CON TOMATES ASADOS

Ya hemos hablado en varias ocasiones de las propiedades nutricionales del tomate y de sus beneficios para la prevención del cáncer, en particular para el cáncer de próstata y mama.

El gazpacho es una receta anticáncer por naturaleza, su ingrediente principal es el tomate, al que se le añade AOVE, ajo, cebolla, pimiento, pepino y agua. Pero cuando acaba el calor del verano, el gazpacho apetece menos por el frío (además de que se acaba la temporada del tomate).
Para aprovechar al máximo las propiedades del tomate conviene cocinarlo durante largo tiempo y mezclarlo con una grasa saludable como es el Aceite de oliva virgen extra, de este modo libera al máximo el licopeno, que es principal agente anticáncer del tomate. Así que se me ocurrió ayer hacer un gazpacho de invierno con tomates asados. El resultado increíble en sabor y además calentito, ideal para los días fríos (aunque ya no estemos en temporada de tomate).



INGREDIENTES para 2-3 personas

4-6 tomates maduros
1 cebolla
1/2 pimiento rojo
1 pimiento verde
Hierbas aromáticas al gusto, mejor frescas. Usé tomillo, orégano y romero
Agua hirviendo
Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
Curcuma, pimienta negra y sal marina sin refinar
Una pizca de guindilla o salsa picante (opcional)

PREPARACION

1. En una bandeja de horno disponer los tomates cortados por la mitad y regar con un chorrito de AOVE. Meter en el horno precalentado a 200 grados. Cocinar 20 minutos



2. Saca los tomates del horno y coloca ahora la cebolla y los pimientos en rodajas. Riégalos con AOVE  y cocina 10 minutos a 200º.


3. Saca las verduras  del horno y dispón en una olla o cazo sin teflon. Añade agua hirviendo o caldo de verduras casero hasta cubrir, las hierbas aromáticas al gusto, una cucharadita de cúrcuma y una pizca de pimienta. Si quieres pon un poco de sal y salsa picante. Cocina 5 minutos a fuego medio, para que las aromáticas suelten su aroma.






4. Deja templar y tritura todo con una batidora hasta que tengas un gazpacho fino. A comeeeerrrr

¡¡SALUD!!!




Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"

lunes, 15 de enero de 2018

¿Qué comer antes y después de hacer deporte?

Desde hace unos meses he empezado a hacer running y ¡¡me encanta!! Al principio lo pasé mal porque me costaba la vida, me asfixiaba, me dolían todos los músculos, pero poco a poco he ido ganando en fuerza y resistencia, y ahora disfruto mucho con las salidas. Me he apuntado a un club de running y esto me ha facilitado mucho la adaptación a este deporte y la continuidad. Salir en grupo y tener un monitor que te vaya orientando ayuda mucho, te motiva y hace que te quites de encima la pereza. Si salgo a correr sola hago la mitad de kilómetros que si salgo con el grupo. Cuando salgo sola empiezo a notar molestias en el gemelo, en el tobillo, en el brazo, me parecen imposibles las cuestas... sin embargo, cuando sales en grupo y es un grupo tan majo como el mío, se te olvida el dolor y las cuestas parecen más llanas.
Ayer hice mi primer Trail de 11 kms. Hace unos meses no era capaz de correr más de 4 kms en asfalto y mirad poquito a poco vamos avanzando



  • Momentos destacados del Trail de La Calahorra

La carrera de ayer estuvo llena de momento emotivos, además de cuestas jajaja. Uno de ellos fue cuando conocí a Pilar, una mujer de la que había oido hablar, pero no había coincidido con ella. Pilar es una runner granadina ¡¡de 78 años!! habitual en las carreras que organiza la diputación de Granada.  78 años y hace unos tiempo en meta buenísimos. Esta mujer es de las que inspiran, de las que pueden ser el espejo en el que reflejarnos. Ejemplo de tesón, constancia y ganas de vivir. Ella ha encontrado su ikigai, su razón de ser, su motivo para levantarse cada mañana. Nos hicimos una foto con ella en la salida y luego la esperamos en la meta para darle un abrazo y la enhorabuena. Como veréis en la foto, nosotros estábamos forrados de ropa con nuestra ropa térmica (hacia 2 grados) y ella en tirantes  y pantalón corto.


El segundo momento lo protagonizó mi hijo Nacho. Con apenas 10 años hizo el trail de 11 kilómetros durillos en un tiempo muy bueno y tras acabarlo corrió la carrera infantil quedando el tercero. Fue el único niño que hizo el recorrido corriendo, para que os hagáis una idea de la dureza del recorrido. Me dió una lección de que "querer es poder". Antes de salir me decía, "mamá yo llego sea como sea y llego contigo". Hubo momentos durante la prueba que flaqueó que le dieron ganas de pararse, pero aguantaron sus piernas y sobre todo su mente. Superó todas las barreras y cruzó la meta junto a su madre. Me siento muy orgullosa. Creo que los valores que estoy intentando transmitir están dando sus resultados. Querer es poder, claro que si


Dejamos el trail que me emociono y vamos a lo que nos ocupa el post de hoy.

Cuando empecé a correr al principio solo me preocupaba por ser capaz de llegar, pero últimamente he empezado a interesarme por qué debo comer para rendir más en el ejercicio y en mi caso perder peso. Hoy quiero contaros que os puede ayudar a mejorar vuestro rendimiento deportivo y qué comer si queréis perder peso o ganar músculo. 
Veremos que alimentos sirven para nuestra recuperación y nos ayudan a alcanzar nuestras metas. 

Hay quien piensa que después de hacer ejercicio es mejor no comer, otros que hay que tomar una dosis de carbohidratos antes de salir, etc.... Vamos que nos dice la ciencia. Lo primero que tenemos que distinguir es cual es nuestro objetivo a la hora de hacer deporte y la intensidad con la que lo practiquemos. Un atleta tendrá que prestar más atención a su alimentación antes y después, pero si solo vamos a hacer un ejercicio ligero no tendremos que preocuparnos mucho por la alimentación en este momento concreto, si no que debemos llevar en nuestro día a día una alimentación saludable basada en vegetales, tipo dieta mediterránea. 

Los reglas básicas:

1. HIDRATARSE. Beber abundante agua o agua de coco siempre antes de hacer ejercicio
2. NO TOMAR SUPLEMENTOS DE ENTRENAMIENTO ARTIFICIALES, son innecesarios y son caros. La proteína en polvo  (sin ningún ingrediente artificial más) puede ser apta para los que quieren ganar músculo, pero no es necesaria. Además si nuestra dieta es rica en proteína, corremos el riesgo de que al tomar proteínas en polvo tomemos más de la recomendada y le demos demasiado trabajo al riñón

1. Antes de entrenar: 

Hay tres opciones: ir a entrenar en ayunas, tomar una comida ligera 2-3 horas antes de entrenar o tomar un pequeño snack entre 10 minutos-1 hora antes. 
Comer algo antes de entrenar puede tener algunos beneficios: da energía al cuerpo, aumenta tu rendimiento y disminuye la degradación de proteínas. Sin embargo, tu alimentación antes del entrenamiento debería depender del objetivo individual, si quieres perder peso mejor ir a entrenar en ayunas o que hayan pasado más de 3 horas desde la ultima comida. 
  • Si comes que no sea una comida pesada, te dificultará el entrenamiento. Entrena 2-3 horas después de haber comido. No elijas frituras
  • Snack con proteína y algo de hidratos de carbono, por ejemplo plátano y yogur (sin azúcar) 


PERDER PESO

Es mejor ir con el estomago vacío. Entrenar con el estómago vacío, especialmente por la mañana, tiene una ventaja y es que tu cuerpo no tendrá nada de energía almacenada, así que  va a recurrir a los depósitos de grasa para obtener energía. Pero ten en cuenta que entrenar con el estómago vacío puede ser duro. Si no queremos ir en ayunas podemos tomar un snack basado en proteína antes de entrenar


GANAR MUSCULO

Si tu objetivo es ganar masa muscular, entrenar en ayunas no te va a aportar mucho. Deberías asegurarte siempre de comer un snack unos 30 minutos antes de entrenar. Tu snack ideal antes de un entrenamiento debería tener dos componentes: hidratos de carbono (20-30gr) y proteínas, centrándote en los hidratos de carbono. Los hidratos de carbono de rápida digestión dan energía a tu cuerpo, conservan el glucógeno del músculo y el hígado, mientras que la proteína proporciona suficientes aminoácidos cuando los necesitas. Consumir un café antes de entrenar también ayuda a entrenar con más energía y  perder esa grasa rebelde. 

2. Durante el entrenamiento

Solo es necesario tomar agua si tu cuerpo te lo pide.  Sin embargo, si estás, por ejemplo, corriendo una maratón, deberías añadir una bebida o un gel deportivo con hidratos de carbono de rápida digestión durante la misma.

3. Después de entrenar

Lo que comes después de entrenar es más importante que lo comes antes. Saltarte esta comida o aperitivo te hará ralentizar el proceso de recuperación. Las consecuencias pueden variar, desde sentir agujetas o dolor muscular al día siguiente y tener que cancelar tu entrenamiento a sentirte exhausto y no poder rendir al máximo. Se aconseja comer en los 30 minutos después de haber hecho el ejercicio. 
Con el ejercicio gastamos combustible en forma de glucógeno y grasas y además se produce destrucción de proteínas (catabolismo muscular). Con la comida post entreno vamos a recuperar el glucógeno perdido, detener la destrucción de proteínas y ayudar a sintetizar nuevas proteínas. 

Lo ideal sería tomar una comida con unos 20g-30gramos proteínas de alta calidad (100-150g de pescado, 1 ración de legumbres, 3 huevos cocidos), 30-60g de carbohidratos como boniato, arroz, quinoa, avena, pasta integral y una fruta (en menor proporción si quieres perder peso) y grasas saludables (aguacate, AOVE, frutos secos)

Entre las frutas las mejores son las rojas por su poder antioxidante, ya que ayudan a eliminar los radicales libres que se producen después de hacer ejercicio. 



En general no se recomiendan los suplementos pero si tomamos alguno lo ideal es la vitamina D3, que nos ayuda a mejorar la síntesis de proteínas. Y para los que quieren hacer músculo parece que puede ayudarles la proteína de suero y la creatinina. Pero sinceramente, ¿es necesario tomar suplementos? Si nuestro cuerpo no genera más músculo por mucho ejercicio que hagamos ¿debemos forzarlo? ¿tiene contraindicaciones tomar proteínas en exceso? pues sí y muchas, puede producir fallo renal e incluso infarto de miocardio. 

Pero aunque los matices de si comer o no antes o después de hacer deporte pueden tener cierta relevancia, lo realmente importante es comer a diario de manera saludable, al estilo anticáncer y dormir de manera adecuada.

Hemos hablado de consumir proteínas y estaremos pensando en carne, ¿verde? hay proteínas de buena calidad en las legumbres, y también en cereal integral o frutos secos. Hay deportistas de elite que son vegetarianos o veganos.
SERGIO AGÜERO. Futbolista 
FIONA OAKES. Maratoniana. Ganó la maratón del polo norte
PATRICK BABOUMIAN. Considerado el "hombre más fuerte de Alemania"
DAVE SCOTT Triatleta que ha ganado 5 veces el Ironman de Hawaii
VENUS WILLIAMS. Tenista
ROBERT CHEEKE. Culturista

Aquí en España.... BORJA PEREZ, este año ha ganado la San Silvestre de Vallecas y es vegano
Messi aunque no es vegano, basa su dieta en verduras, frutas, aceite de oliva, cereal integral y legumbre con un mínimo consumo de sal y carne.

Según la Asociación Americana de Diabetes (ADA) admitía: “Las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluidas las totalmente vegetarianas o veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades. Bien planificadas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluido el embarazo, la lactancia, la infancia y la adolescencia, así como para los atletas”.

Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"

jueves, 11 de enero de 2018

Bocaditos crujientes de almendra

¡¡Con esta receta no vais a poder parar de comer, os lo aseguro!! ¿Os acordáis del turrón blando que preparé para Navidad? Me sobraron almendras y ayer pensé, ¿qué pasará si horneaba la masa? para que  lo pensaría.. el resultado es tan delicioso... es todo un vicio, crujientes por fuera y blanditas por dentro... ¡¡¡volaron!!!
Necesitarás una batidora potente, tipo Vitamix o Thermomix para un resultado espectacular. Un capricho al estilo anticáncer


  • Ingredientes
200g de almendra cruda
100g de xilitol, azúcar de coco, azúcar integral o panela
2 claras de huevo o 2 cucharadas de chia + 6 de agua (es un sustituto del huevo)

  • Preparación 
1. Haz glass el endulzante que hayas elegido. Con thermomix 10 sg/vel 10
2. Añade las almendras al vaso y tritura. Con thermomix 1 min/vel 5-10
3. Mezcla la chia con el agua y añade a la masa o bate las dos claras y añade a la mezcla. Mezclalo todo. Con thermomix  10 sg/vel  5
4. Pon un poco de aceite en tus manos y haz bolitas de masa redondeadas. Coloca sobre papel vegetal o lámina de silicona
5. Hornea 15 minutos a 180 grados. Que no se quemen!!!


Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"

miércoles, 10 de enero de 2018

Spaghetti con salsa de hummus cremosa, tomates secos y espinacas

Hoy os traigo una receta anticáncer que os va a sorprender por su sabor y por los ingredientes que contiene. La base de la receta es el hummus, una pasta de garbanzos muy consumida en oriente medio. Esta receta es una manera diferente y original de ofrecer legumbres a los niños y una alternativa a la nata para crear una salsa cremosa.
Las legumbres son ricas en proteínas y son una excelente alternativa a la carne, de hecho se le llamaba la carne de los pobres en la época de hambruna. También son ricas en fibra, por lo que son ideales para regular el tránsito intestinal y generar una flora bacteriana beneficiosa. Ideales para personas con cáncer.


  • Ingredientes para 3-4 personas
300-350g de pasta integral
5-6 tomates secos troceados
AOVE
1 cebolla troceada
1 taza de hummus casero
1 taza de espinacas troceadas
sal, pimienta y curcuma 

  • Preparación
1. En una olla pon a hervir agua y añade la pasta. Cocina según instrucciones del fabricante, debe quedar al dente. Cuela y reserva un poco del caldo de cocción


2. En una sartén sin teflon pon 2-3 cucharadas de AOVE y sofríe la cebolla y los tomates troceados. Cuando estén blanditos añade las espinacas, mezcla bien y cocina 2 minutos.


3. Añade la taza de hummus y un poco de caldo de cocción para que se aligere el hummus y se convierta en una salsa. Ve añadiendo caldo según consistencia de la salsa. Añade un poco de cúrcuma, pimienta y sal al gusto.



4. Añade la pasta reservada y mezcla bien.  Sirve caliente. Es un plato muy consistente, no llenes demasiado el plato


Yo antes de servir le ponga unas gotas de guindilla o salsa picante, me encanta el picante por su sabor y su poder antiinflamatorio. La guindilla y la cayena son las especias más antiinflamatorias. Uso unas salsas picantes elaboradas en Granada con ingredientes eco, Salsas y especias Sierra Nevada

Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"

domingo, 7 de enero de 2018

Dra Raquelina Luna. Renacer tras un diagnóstico de cáncer

En El Aniversario De Mi Renacimiento. Dra Raquelina Luna

Hoy recibía un email con una historia muy especial. Mi amiga y médico Raquelina Luna acaba de celebrar su primer cumpleaños como superviviente de cáncer y desea compartir su historia con todo aquel que pueda beneficiarse de su vivencia, como médico y como paciente.

Querida Odile
Te comparto mi testimonio luego de un año de mi cirugía. Tener tu libro 3 años antes y conocerte 2 años antes, escuchar tu testimonio y seguir tus propuestas de alimentación fueron y son fundamentales, parte de las sincronías que menciono en él. Te agradezco desde el corazón tu bello y valiente trabajo, que ha animado a muchos y dado más fuerzas a personas como yo, que ya tenía muchos conocimientos al respecto, sin embargo reconozco la fuerza que viene de la vivencia. Tu transmisión desde el corazón, desde haberlo vivido, tuvo un gran efecto en mi y sé que en muchos más. Gracias una vez más por tu trabajo de transmisión y compartir. 
Brindo contigo por tu sanación, por la mía y por la de muchos más y te doy el permiso para que si gustas publiques mi escrito. 
Abrazos y cariños!




Hoy hace justamente un año que recibí una nueva oportunidad de seguir viviendo. Hace un año empezó lo que yo tomé como una renovación de los votos con la vida. Celebro un año de haber dicho Sí y haber renacido en el Amor.

El 2017 inició con un gran cambio para mí. El día 4 de enero, fui operada de un Carcinoma Medular del Tiroides, un tipo de cáncer poco frecuente, muy agresivo en la teoría médica y en mi caso con metástasis en ganglios cervicales. Como a todo el que le dan un diagnóstico de esos, fue de gran impacto en el momento, no obstante después de darle espacio a lo que sentía y darme el permiso de expresar mis miedos, mi rabia, mi angustia… me repuse y me entregué a vivirlo desde la opción que me daba, desde la lección que me traía, desde la invitación que me hacía. No pedí nada, no planifiqué, solo asentí y asumí. Acepté el reto de iluminar lo que podía haber sido una oscura experiencia de enfermar.

Después de recibir el diagnóstico, tuve 37 días hasta la cirugía. En vez de desesperarme por la espera, ese tiempo lo tomé de Gracia, me di la oportunidad de entregarme con todo mi ser a fortalecerme, en contacto con mi poder creativo, confiada en que todo lo que llega tiene un propósito mayor. También convencida por mis estudios médicos integrativos que mi cuerpo tiene un diseño especial de autorregulación y que podía ayudarlo a remover, a reparar, a revitalizarse. Desde ahí asumí lo que le toca a cada paciente, tomar en sus manos el proceso de sanación. Ahora se trataba de mí y de ser coherente con lo que tanto he predicado a mis pacientes y lo que digo en mis conferencias.

Recurrí a todos mis recursos, que afortunadamente son muchos, por mis estudios, profesión, estilo de vida y por mi trabajo personal previo. Ya tenía una base por la manera como me alimentaba, porque hacía ejercicios físicos, por mis prácticas de meditación, etc. Tenía las herramientas y la consciencia para afrontarlo de una manera proactiva.

Desde la medicina oficial, el primer paso era la cirugía; para la medicina que hago, el primer paso era prepararme en todos los órdenes: física, mental, emocional y espiritual. Y a eso me dediqué, a “preparar el terreno” a estar en las mejores condiciones posibles para que mis células respondieran óptimamente. Ha sido la mayor experiencia de rendición y a la vez compromiso conmigo que pueda recordar en mi vida. 
Mis días estaban enfocados en darme lo mejor que podía, más descanso, tratamientos preparativos con acupuntura, ozonoterapia, sueros con altas dosis de vitamina C, homeopáticos inyectables, suplementos, enemas de café y claro, la dieta anti-cáncer que ya había asumido hacía tiempo.

Diariamente tenía una rutina larga, que llevé con disciplina y gratitud en mi corazón, por un lado porque me daba una opción de respuesta diferente y por otro porque la tenía a mi disposición, me sentía privilegiada. Lo más importante: estaba viva!

Mis regalos fueron muchos, algunos los descubrí luego de la cirugía. Por ejemplo, encontrar que había convivido con un cáncer agresivo por unos 30 años y que en mi se comportó amablemente. Eso lo supe junto con mis médicos en mis posteriores chequeos. Es algo que todavía estoy procesando.

Ha sido tanto que no puedo mencionarlo todo, las sincronicidades que se dieron para recibir las primeras pistas con mis médicos en RD y luego encontrar el mejor equipo médico del Mount Sinai, NYC, para ser diagnosticada, tratada, seguida hasta el día de hoy. Tener mi equipo de Lunavital, mis colegas amigos que aportaron desde la distancia con sugerencias o desde la cercanía, haciendo tratamientos para mí, fue invaluable. 
La verdad es que excepto por mis colegas amigos y familia inmediata, elegí mantenerme en silencio y hacer todo más privadamente, para mantenerme más enfocada, para tener tiempo para mí y para evitar dispersar la energía positiva que estaba creando. Me necesitaba a mí. Además, recibí todo lo demás que necesitaba en ese momento, quienes oraron conmigo, los que me cuidaron, los que viajaron para acompañarme y los que me dieron apoyo desde el corazón.

Mi mamá, mis hermanos, entendieron el mensaje y respetaron mi decisión. Me dieron el amor, el soporte y a la vez el espacio. Edward, mi compañero de vida, recibió la noticia conmigo y se tragó sus lágrimas para contener las mías, fue y es el mejor acompañante de travesía.

Afortunadamente los resultados de los monitoreos posteriores han sido sorprendentes para todos mis médicos, pues además de la remoción de la tiroides, extrajeron 35 ganglios, de los cuales 6 resultaron positivos. Sin embargo, no he tenido que hacer nada más invasivo, luego de la cirugía. Solo he seguido los tratamientos integrativos, esos que conozco bien, que he ofrecido a otros por 25 años y que aún sigo haciendo, ahora menos intensamente. Siempre mantuve informados a mis médicos tratantes de todo lo que iba a hacer para prepararme y mantenerme. El propio cirujano al ver la velocidad de mi recuperación física y la respuesta de mi cuerpo me dijo: no entiendo de esa medicina que practicas, pero la respeto, sigue haciendo todo lo que haces porque ha funcionado. Ya él me dio de alta hace unos meses y solo me doy seguimiento con la endocrinóloga.

El aprendizaje ha sido intenso e inmenso, iré contando más de él poco a poco. Hoy estoy de fiesta en mi corazón y sentí que era el momento de compartirlo. 
Lo agradezco todo, sin cambiar ni un segundo de lo vivido. Agradezco cada intermediario del universo para yo crecer, para aumentar mi temple, para apoyarme, para asumirme a mi con todo lo que soy. Agradezco los momentos de oscuridad y de luz, de miedo y valor, de muerte y vida y sobretodo de amor y reconciliación. He podido ejercer mi fuerza co-creadora, sentir mi poder y ver la vida con ojos renovados.

En el proceso sentí en carne propia lo vulnerable que es la vida, lo imprevisible. A la vez sentí el poder que hay dentro de mi cuando estoy en contacto con mi Ser R.E.A.L, con Dios en mi. Ese poder que me permite fluir con lo que es, dar una respuesta diferente en las más difíciles circunstancias; Yo elijo como respondo, sí se puede, lo viví en grande.

Agradezco a mi tiroides, ahora una mariposa de Luz, haberme permitido vivir sin mayores alarmas y darme el chance de encontrar su mensaje y reconstruir el puente dorado que representa en mi cuerpo.
Hoy celebro mi renacimiento, celebro un año de sanación y amor.


Raquelina Luna
raquelinalunainfo@gmail.com


Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"