domingo, 20 de marzo de 2011

Baños de agua caliente y sal marina para combatir el cáncer.

Os traigo una propuesta del Dr Albero Marti Bosch, oncólogo infantil:


"Un baño diario en agua caliente con 2 kilos de sal marina".

El oncólogo Martí Bosch afirma que cuando uno se sumerge en un lugar donde el agua está caliente enseguida se le dilatan los poros de la pie y cuando este agua está muy salada, se produce un fenómeno llamado ósmosis de forma que el agua de nuestro cuerpo sale arrastrando a través de los poros hacia el exterior toda clase de toxinas y sales minerales. Con lo que también la sal sale fuera del núcleo de las células y éstas se alcalinizan, induciendo el suicidio de las células tumorales las cuales viven en un medio acidificado.
El Dr. Martí afirma que el agua caliente dilata los poros de la piel y éstos se abren, y el organismo transpira eliminando anhídrido carbónico (CO2) a la vez que expulsa grasas, amoníaco y ácido úrico. Y todas esas fracciones ácidas que eliminamos a través de la piel en la bañera ya no necesitan ser desechadas por los pulmones, los riñones y el hígado con lo que les evitamos que tengan que filtrarlas ellos. Basta agua caliente y dos kilos de sal marina en la bañera para configurar un mecanismo sencillo de alcalinización rápida –media hora de baño diario bastan- a disposición de cualquiera. Tales baños suponen una diálisis percutánea, una especie de pulmones, riñones e hígado artificiales de alto rendimiento y bajo coste.
Podéis leer el artículo completo en http://www.dsalud.com/index.php?pagina=articulo&c=102.

Los baños en sal marina me parecen muy apropiados porque ayudan a eliminar toxinas y de esta forma dejamos a nuestro organismo dedicado a eliminar a las células tumorales, y además alcalinizamos induciendo un medio hostil para las células tumorales.
Además es muy relajante, y el estar relajados también va a hacer que nuestro sistema inmune esté más activo y centrado en la lucha contra el cáncer. No sé si funcionará o no, pero relajar relaja, y eso es una gran ayuda en una situación tras estresante como es un cáncer.
Yo lo que hago antes de cada baño es frotarme con un guante de crin, para ayudar así a eliminar toxinas y abrir los poros de la piel.

Feliz y relajante baño amigos.