jueves, 9 de enero de 2020

Crea un "moai", para vivir más y mejor

Los habitantes de Okinawa parecen ser los seres más longevos del planeta. Los okinaweses no sólo viven más años sino que padecen menos enfermedades crónicas y la incidencia de demencia es notablemente más baja que la media mundial. ¿Cuál es su secreto? La receta de la longevidad se sustenta en la conjunción de ciertos genes y elementos que conectan mente, cuerpo y espíritu. Comen sano, hacen ejercicio a diario y meditan, pero además de eso tienen dos tradiciones muy peculiares que pueden repercutir en su calidad de vida, los MOAIS y el tener un IKIGAI o propósito en la vida. Del IKIGAI os hablaré en otro post, hoy vamos a hablar de los MOAIS.


Moai significa «reunión para un propósito común» en japonés. Los okinawanos practican un hábito muy interesante, que puede ser parte fundamental de su gran longevidad y es formar un moai como red de apoyo.

Los moais son grupos de cinco amigos que se prestan servicios sociales, apoyo logístico, emocional y financiero entre sí para toda la vida. Son considerados uno de los factores principales de la longevidad del pueblo de Okinawa, lo que hace de la región una de las más altas concentraciones de centenarios del mundo.

Tradicionalmente, los padres colocan a sus hijos en los moai cuando nacen, y esas personas viven sus vidas acompañándose en las buenas y en las malas

El grupo de los moai está unido siempre, en momentos buenos y malos. Es como una red social comprometida. Ellos conmemoran juntos las buenas cosas de la vida y también están siempre cerca durante las fases difíciles. Esta cercanía también hace que ellos constantemente influencien los comportamientos de sus compañeros, incluso los hábitos de salud. Los moai que realmente funcionan son aquellos que reúnen a personas semejantes.
Estos grupos sociales contribuyen a sentirse aceptados, útiles y seguros frente a las adversidades, puesto que aporta bienestar, mantiene su estabilidad emocional y, además, la financiera, ya que si un miembro tiene problemas económicos se le puede ayudar mediante los ahorros generados por el grupo. Las personas que forman parte de un moai pagan una cantidad mensual establecida, la cual les permite acudir a cenas, reuniones, partidas de shogi (el ajedrez japonés) o simplemente disfrutar de alguna afición común al grupo.

Tienes ya tu MOAI?? Si no lo tienes, crea uno.
 Cuando uno padece cáncer disponer de personas que te quieren y apoyan es fundamental para sobrellevar la enfermedad. 





Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"

jueves, 2 de enero de 2020

Recetar deporte para recuperarte antes del cáncer y vivir más, la fórmula del Reino Unido

En Reunido Unido comienzan a prescribir ejercicio físico antes de comenzar el tratamiento contra el cáncer con el objetivo de disminuir los efectos secundarios de los tratamientos de quimio y cirugía y  mejorar la supervivencia, según afirma el periódico The Guardian



El NHS espera que su nuevo programa de acondicionamiento físico previo al tratamiento genere mejores probabilidades de supervivencia para miles de pacientes con cáncer.

Las personas que han sido diagnosticadas con la enfermedad tienen la opción de formar parte de un programa de acondicionamiento físico de tres sesiones de entrenamiento semanales, que incluyen una combinación de ejercicios cardiovasculares de alta intensidad y entrenamiento basado en la fuerza.

Junto con el ejercicio físico, los pacientes también pueden recibir asesoramiento nutricional y apoyo psicológico si así lo desean, todo lo cual puede ayudar a reducir los efectos secundarios de la quimioterapia y el tiempo de hospitalización, según afirman los estudios actuales. 

Cada vez hay más pruebas de que realmente vale la pena intentar poner en forma a los enfermos antes de la quimioterapia o la cirugía mayor, según afirma el director ejecutivo del NHS, Simon Stevens.  La idea es  que el paciente vaya "preparando" su propia recuperación incluso antes de que comience el tratamiento.


El objetivo de esta iniciativa es buscar acelerar la recuperación de los pacientes. Aparentemente, el encontrarnos en buena forma física previo a pasar por un tratamiento de quimioterapia o a una operación quirúrgica puede favorecer una buena recuperación posterior.

Manchester, Londres y Leicester ya han comenzado con el programa de ejercicio físico previo al tratamiento. Desde este blog y mis libros llevo años hablandoos de la importancia del ejercicio para la prevención y tratamiento de la enfermedad.  Sin embargo, la mayoría de los oncólogos aun no recetan ejercicio a sus pacientes.

Personalmente intento practicar ejercicio físico de alta intensidad 4-5 veces por semana: correr, nadar, bicicleta, ejercicios de fuerza, pesas, HIIT... porque tras un cáncer metástasico quiero seguir libre de enfermedad 

Mi primer Triatlon. Dra Odile Fernández



Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"

lunes, 30 de diciembre de 2019

Propiedades del ajo negro

En los últimos años está muy de moda el ajo negro, veamos cuales son sus propiedades



El ajo negro se obtiene a partir del ajo fresco mediante un proceso de fermentación en la que se llevan a cabo reacciones de degradación enzimática y caramelización de azúcares por pardeamiento no enzimático (denominada «reacción de Maillard») a condiciones de humedad elevada y calentamiento controlado durante varios días.

El ajo negro posee la ventaja de que no deja mal aliento, no repite ni provoca molestias digestivas.

Lo que diferencia al ajo negro del blanco, más allá de su textura y sabor, es su mayor riqueza antioxidante. Esto se debe a que en la maduración la alicina se transforma en S-alilcisteína, tetrahidro-carbonilos, alcaloides bioactivos y flavonoides.

Los antioxidantes no solo son más abundantes –posee 5 veces más polifenoles, unos compuestos considerados anticancerígenos– sino que doblan la capacidad del ajo fresco para atrapar radicales libres, agentes que pueden dañar las células.

Gracias a su alto contenido en Compuestos organosulfurados y fenólicos tienen múltiples propiedades para la salud. Compuestos como la S-alilcisteína o la S-alil-mercaptocisteína lo hacen muy interesante para el consumo humano.

PROPIEDADES

  • Estimula al sistema inmune
  • Ayuda a controlar la presión arterial
  • Ayuda en el control de la diabetes y la obesidad
  • Se ha comprobado el efecto terapéutico de uno de los componentes activos del ajo negro (la S-allyl-L-cisteína) en la enfermedad del alzheimer
  • Se ha experimentado la inhibición del crecimiento de células tumorales gástricas in vitro e in vivo mediante extracto de ajo negro.
  • Poder antioxidante. La cantidad de fenoles y flavonoides presentes en el ajo negro es elevada. Y estos componentes están relacionados con el poder antioxidante del ajo.
  • Es rico en aminoácidos esenciales como Triptófano, Lisina, Isoleucina, Leucina, Fenilalanina Treonina y Valina
CONSUMO

Se aconseja consumir entre uno y tres dientes diarios


Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"

lunes, 7 de octubre de 2019

5 ALIMENTOS FRENTE AL CANCER DE OVARIO

5 ALIMENTOS FRENTE AL CANCER DE OVARIO

Una dieta rica en frutas y verduras y baja en grasas animales, alimentos fritos y ahumados puede ayudar a prevenir o combatir esta seria enfermedad. Además este tipo de alimentación puede incrementar las probabilidades de sobrevivir en los años posteriores tras un diagnóstico de cáncer de ovarios. En concreto:



1. Brocoli y demás crucíferas.
El sulforafano presente en estos alimentos, especialmente en el brócoli, favorece la inhibición de la capacidad clonogénica de las células en el cáncer de ovario.

2. Alimentos ricos en flavonoides.
Los flavonoides son un potente compuesto antioxidante presente en varias verduras y frutas, tales como manzanas, frutas del bosque, las espinacas, el brócoli, los frutos secos además de en el té y el cacao.
Según las evidencias científicas algunos tipos de flavonoides, juegan un papel importante frente al cáncer de ovarios.

Tras llevar a cabo un seguimiento en pacientes que estuvieron ingiriendo hasta 5 tipos de flavonoides (miricetina, kaempferol, quercetina, luteolina y apigenina), se encontró una disminución significativa del 40% en la incidencia de cáncer de ovarios en aquellos con un mayor percentil de kaempferol, que puede encontrarse en el brócolí, las uvas, la manzana o el pomelo entre otros.

3. Vitamina D
Niveles óptimos de Vitamina D en sangre nos ayudan en la prevención y tratamiento del cáncer de ovario. Pide a tu médico que chequee los niveles de esta vitamina en tu próxima analítica

4. Alimentos ricos en selenio
El selenio tiene efectos positivos para las pacientes de cáncer de ovarios que estás recibiendo quimioterapia pues disminuye la toxicidad asociada a esta.
Las nueces de Brasil, las avellanas o el champiñón son alimentos ricos en este mineral.

5. Cúrcuma
La cúrcuma y su derivado, la curcumina, un colorante muy utilizado en la India, sobre todo en el curry, parece ser un gran aliado de nuestra salud. Es el antiinflamatorio más potente que existe y el cáncer es una enfermedad donde predomina la inflamación
la cúrcuma también puede resultar eficaz a la hora de combatir el cáncer, ya que de acuerdo a ciertos estudios es capaz de retrasar el crecimiento tumoral e incluso parece bloquear células cancerosas.


FUENTE:


Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"

jueves, 19 de septiembre de 2019

CANCER, HISTORIAS QUE INSPIRAN. “Correr para superarse”

CANCER, HISTORIAS QUE INSPIRAN. “Correr para superarse”

Hoy es presento a Diego, un ejemplo de motivación y superación. 

Pero antes de centrarme en su historia y presentároslo, os quiero recordar dos cosas que son fundamentales en la recuperación tras un proceso de cáncer... la importancia del ejercicio físico y el apoyo social, dos factores presentes en la historia de vida de Diego. Movernos es importante tanto para el tratamiento como para la recuperación de la enfermedad, pero rodearnos de personas que nos quieren y apoyan es fundamental. La historia que os traigo es una historia de “running” y amistad. Vamos al lío…

A Diego la vida le puso una dura prueba. En febrero 2019 le diagnosticaron un cáncer orofaríngeo y tuvo que someterse a un intenso tratamiento de cirugía, quimio y radioterapia que le dejó literalmente abatido y sin apenas aliento, fueron 4 meses de intenso tratamiento, pruebas y visitas al hospital.

Tras finalizar la maratón de tratamientos se sentía apático, le costaba moverse y salir a la calle.

Diego tras finalizar el tratamiento contra el cáncer 
Pero un día, decidió que no iba a quedarse sentado en el sillón, que iba a dejar de quejarse y lamentarse y con clara convicción decidió recuperar su hobbie anterior a la enfermedad, ¡correr! 
Correr era su válvula de escape al estrés de cada día, pero el cáncer le obligó a hacer un parón. Había pasado un mes tras la finalización del tratamiento, y aun persistían los dolores, le costaba tragar, se encontraba débil y cansado, pero se enfundó las zapatillas y volvió a la pista, al cobijo de sus compañeros, de su club de running. Cuando sus compis le vieron de nuevo en la pista todo fue alegría, abrazos y muestras de animo. 
El primer día no pudo correr, solo andar, dar unas vueltas al tartán, nada más. Él, que había corrido maratones no era capaz de andar más de 1 km. No hubo hueco para los pensamientos negativos, para el “no puedo”. Al día siguiente volvió con ánimos renovados y empezó a trotar unos metros, al día siguiente un poquito más, progresivamente fue aumentado la distancia y conforme aumentaba su actividad física, disminuían los dolores y se esfumaba la fatiga y el cansancio.
Sus compañeros siempre ahí, ¡”Vamos Diego, venga campeón, tú puedes”! Las palabras mostrando apoyo se repetían, siempre había alguien rodando junto a él.
Su cara cambio, su estado de animo mejoró, se sentía mejor, más fuerte. Se puso un objetivo, volver a hacer una carrera… y 2 meses después de finalizar el tratamiento cruzo la meta tras 7 km del nuevo Diego, de su nueva vida. Kilómetros que recorrido arropado por amigos, por sus compañeros del club de running, por 3 mostequeros que fueron arropándole en todo momento.

Una historia de superación, motivación, ejercicio  físico y compañerismo.


Cada vez hay más estudios que no hablan de la importancia del ejercicio físico para la calidad de vida y supervivencia de los enfermos. Cada vez son más las sociedades médicas que se posicionan a favor de la practica habitual de ejercicio físico. En España, aún son muchos los oncólogos que no les hablan a sus pacientes de la importancia de moverse, e incluso algunos aún recomiendan una vida sedentaria como parte de la recuperación, siendo el sedentarismo contraproducente según los estudios actuales.
La ultima sociedad médica en posicionarse a favor de la practica regular de ejercicio físico por parte de los enfermos con cáncer es la Sociedad de Oncología Australiana.

La Sociedad de Oncología Australiana recomienda:

· El ejercicio debe integrarse como parte de la práctica estándar en la atención del cáncer y verse como una terapia complementaria que ayuda a contrarrestar los efectos adversos del cáncer y de su tratamiento

· Todos los miembros del equipo multidisciplinario en el tratamiento del cáncer deben promover la actividad física y recomendar que las personas con cáncer se adhieran a programas de ejercicio.

· La mejor práctica para el cuidado del cáncer incluye la derivación a un fisiólogo o fisioterapeuta acreditado en ejercicio con experiencia en el cuidado del cáncer.

· Recomienda que los pacientes se adhieran a las pautas de ejercicio (eviten la inactividad y e intenten alcanzar el ideal de al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada y dos o tres sesiones de ejercicio de fuerza de intensidad moderada a la semana)

Fuente:

Cormie y col. Clinical Oncology Society of Australia position statement on exercise in cancer care.Med J Aust. 2018 Aug 20;209(4):184-187.

 

GRACIAS DIEGO POR PERMITIRME COMPARTIR TU HISTORIA. ¡¡¡GRANDE!!!


Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"