martes, 14 de mayo de 2019

DIETA PARA LA DERMATITS ATÓPICA

DERMATITIS ATOPICA Y ALIMENTACION 


  • ¿Qué es?
La dermatitis atópica es un problema muy frecuente en los primeros años de vida y que tiende habitualmente a una buena evolución. 
Se trata de una enfermedad inflamatoria de la piel, con tendencia a la cronicidad, que se caracteriza por picor intenso, enrojecimiento y pequeñas ampollas que se lla- man vesículas sobre una piel muy seca. Afecta principalmente a la cara, el tronco, los brazos y las piernas. La enfermedad cursa con episodios de empeoramiento («exacerbación» o brote agudo) que se alternan con etapas de mejoría a lo largo del tiempo. 
Es frecuente su asociación con otras enfermedades inmunoalérgicas como el asma, la rinitis y las alergias alimentarias. Y un 40 por ciento de niños con alergias sufren dermatitis atópica.
Sus síntomas pueden aliviarse con unaalimentación para la dermatitis atópica. No existen «dietas milagrosas, pero si puede ayudar la alimentación 

  • D.A. y alimentación. 

El tratamiento de una piel atópica no solo se basa en cuidarla externamente, también tiene mucho que ver con tener una buena dieta. Los expertos aseguran que, si se lleva una dieta rica en ácidos grasos omega 3 y en vitamina A, los molestos síntomas van a mejorar, por lo que el tratamiento nutricional para la dermatitis atópica puede resultar muy efectivo.
Muchos padres se preguntan qué impacto tiene la dieta en el eczema atópico de sus hijos. ¿Qué comidas debemos evitar o potenciar? 

-Alimentos ricos en vitamina A: los vegetales, las espinacas, las zanahorias, el melón, la sandía y el albaricoque, ricos en vitamina A, son ideales para incrementar las defensas y reparar las células que componen la piel.
-Alimentos con vitamina C: este nutriente tiene acciones regeneradoras para la dermis, así que debes comer mucha mandarina, pera, naranja y papaya.
-Alimentos con vitamina E: incluir en la dieta al aguacate, el kiwi, el aceite de oliva, además de otras frutas y verduras ricas en este nutriente, es perfecto porque son antioxidantes muy recomendados para el cuidado de la piel.
-Alimentos ricos en biotina: muy presente en cereales integrales, tomate, plátanos, manzanas, coliflor y legumbres y perfecta para el cuidado de la piel. 
-Omega 3:  Los alimentos ricos en Omega 3 como el pescado azul, semillas de lino o chía, frutos secos son muy recomendado por su poder antiinflamatorio.
-Probióticos: se ha demostrado que los suplementos o las dietas ricas en probióticos del tipo lactobacilus mejoran el estado de la enfermedad, recordemos que la flora bacteriana está muy relacionada con el estado inmunitario del paciente lo cual está directamente relacionado con esta patología. Pero ojo muchos niños con dermatitis son alérgicos o intolerantes a las proteínas de la leche de vaca, por lo que seria mejor ofrecer yogur o kéfir de cabra u oveja.

  • INFLAMACION Y DERMATITIS ATOPICA
La D.A. es una enfermedad inflamatoria de la piel. Esta inflamación la podemos regular con la dieta.

1.  Reducir los alimentos que causan inflamación

· Grasas saturadas: grasas animales (ternera, cerdo, aves de corral, mantequilla, grasa de cerdo), productos lácteos ricos en grasas (evitar los productos lácteos bajos en grasas para niños pequeños; mejor una combinación de lácteos grasos y lácteos bajos en grasas)

· Azúcares simples: dulces, bebidas edulcoradas, miel, zumos, azúcar… Pero no reducir la fruta, que tiene su lugar en una dieta antiinflamatoria.

· Productos con harina blanca: no contienen suficiente fibra (que ralentiza la absorbción de glucosa en el torrente sanguíneo y previene picos rápidos) y contribuyen a un mayor riesgo de enfermedades metabólicas, entre ellas la inflamación sistémica. (El trigo sarraceno, el mijo y la harina de espelta son mejores para los niños que el trigo integral).

· Grasas tran saturadas: margarinas, pasteles, tartas, comida rápida…

· Lácteos azucarados tipo flanes, natillas y si hay alergia o intolerancia, productos procedentes de la leche de vaca…

· Evitar fritos y alimentos precocinados.

2.  Alimentos antiinflamatorios recomendados

· Verduras y frutas: las frutas del bosque son ideales (con la salvedad de las fresas), ya que a menudo no son alérgenas y no contienen mucho azúcar. Las frutas del bosque incluyen principalmente uvas, arándanos, frambuesas, pasas de Corinto, piña y moras. Es positivo añadir melocotones y albaricoques y, para más variedad, todas las demás frutas toleradas.

· Frutos secos y semillas
: nutricionalmente, los más importantes son las nueces, las avellanas y las almendras. En cuanto a las semillas, procura servir linaza, que es rica en ácidos grasos esenciales y vitamina E.

· Pescado graso:
el pescado es un gran ejemplo del hecho de que no todas las grasas son insalubres. Son una abundante fuente de ácidos grasos omega-3, que poseen excelentes propiedades antiinflamatorias y mejoran la inmunidad.

· Alimentos con un alto contenido en bacterias probiótica
s: lácteos fermentados, kefir, yogur… A menudo los complementamos con probióticos durante una dieta antiinflamatoria.

· Cúrcuma y piña son dos alimentos muy recomendados

  • ¿Cambian las familias con Dermatitis atópica su alimentación
Los estudios indican 73% de las familias con bebés con piel atópica no realizan cambios en la alimentación de sus hijos porque los expertos consideran que sólo es necesario si se ha diagnosticado algún tipo de alergia o intolerancia a algún alimento, pero sin embargo los estudios nos dicen lo contrario. La alimentación puede ser útil para los pacientes con dermatitis atópica 
  • Otras recomendaciones:
o Evitar las duchas largas, que no superen los diez minutos.

o Mantener una temperatura suave del entorno, es decir, evitar las temperaturas extremas, tanto en invierno como en verano y estar en ambientes frescos.

o Evitar la excesiva sudoración en verano.

o Evitar prendas de ropa de nylon y lana y utilizar las de algodón en invierno.

o Tratar de evitar aquellos alimentos, animales domésticos o el polvo que puedan producir alergia.

o Hidratar mucho la pielcon cremas o lociones grasas. Aceite de oliva, almendras o coco puede ser una opción natural

o AVENA. Con el agua de hervir avena o salvado de avena, empapa una compresa y aplícala unos minutos sobre el área afectada cada día durante un par de semanas.

o La caléndula alivia mucho el picor.

¡¡La piel del tomate y las fresas puede irritar mucho la piel de la boca!!



Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"
-->

lunes, 6 de mayo de 2019

BOLITAS ENERGETICAS DE COCO Y LIMON. Veganas y raw

Me he topado con una deliciosa receta en el blog thermorecetas y me ha faltado tiempo para probarla jejeje. Son fáciles, nutritivas, y deliciosas!!!
Tienen el plus de ser veganas y crudas, con lo que vamos a obtener mogollón de fitoquimicos. ¡¡Ricas en grasas saludables!!



  • Ingredientes
130 g de anarcardos
La piel de 1/2 limón
15 g de zumo de limón
15 g de sirope de arce, agave o coco
10 g de aceite de coco
75 g de coco rallado (65g +10g)

  • Preparación
1. Ponemos los anacardos y la piel de limón en el vaso. Trituramos durante 15 segundos, velocidad 10. Bajamos la mezcla hacia las cuchillas y volvemos a triturar programando 30 segundos, velocidad 6.

2. Agregamos el zumo de limón, el sirope de arce, el aceite de coco y 65 g de coco rallado. El resto lo dejaremos para rebozar las bolitas. Mezclamos durante 30 segundos, velocidad 2.

3. Con ayuda de una cuchara vamos cogiendo porciones de la masa y haciendo bolitas de unos 10 gramos. Las terminamos de hacer rebozándolas en coco. Se pueden servir recién hechas aunque quedan mejor si las dejamos reposar en la nevera un par de horas.
Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"

miércoles, 24 de abril de 2019

Arroz, cuidado con el arsénico. Puede afectar a tu salud y en especial a la de los niños

ARROZ, ARSENICO Y TOXICIDAD

El arsénico está clasificado como un cancerígeno de categoría 1 por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer. También puede causar problemas relacionados con el desarrollo, neurotoxicidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. De ahí que haya una preocupación a escala mundial sobre el contenido de arsénico presente en el agua y en los alimentos. El arsénico, aun en niveles bajos, tiene un impacto en el desarrollo inmunológico, en el crecimiento y en el coeficiente intelectual de las personas.



Debido a que hay arsénico en la tierra, los alimentos pueden contener pequeñas cantidades, aunque generalmente en niveles tan bajos que no hay razón para preocuparse.

El arroz, sin embargo, es distinto. El arroz es uno de los alimentos que más arsénico contiene por su método de cultivo. Al cultivarse en campos inundados, es fácil que absorba el arsénico durante su crecimiento. El arroz contiene de diez a veinte veces más arsénico que otros cereales. Los arroces de los países que más arsénico contienen en el agua y en la tierra son especialmente ricos en este semimetal. Hay poca diferencia en el contenido de arsénico de un envase de arroz ecológico y otro convencional.

Los pescados, mariscos, carnes, aves de corral, productos lácteos y cereales también pueden ser fuentes alimentarias de arsénico, aunque la exposición a través de estos alimentos suele ser muy inferior a la exposición a través de aguas subterráneas contaminadas. En el marisco, el arsénico está presente principalmente en su forma orgánica, que es menos menos tóxica.

  • ¿Se puede reducir el contenido en arsénico del arroz? ¿Cómo hacerlo?
La respuesta es . Hay varias medidas con las que que podemos reducir el consumo de arsénico a través del arroz. Veamos.
La manera en la que cocinas el arroz puede reducir drásticamente el contenido en arsénico.
La mejor técnica es remojar el arroz desde la noche anterior. Esto rebaja la cantidad de arsénico en un 80%.
Lavarlo bien, hasta que el agua quede clara, es un truco que también ayuda. Empleando está técnica se logra reducir la presencia de arsénico entre un 10 y un 28%
Al remojar el arroz unas ocho horas permitimos el inicio del proceso de germinación. Durante este remojo se generan enzimas, se reducen antinutrientes y además, parte del arsénico inorgánico pasa al agua140. Tras remojar, debemos desechar el agua y lavar bien.
Cocer el arroz con abundante agua y después tirarla también ayuda. De esta forma se calcula que se elimina aproximadamente el 50% del arsénico inorgánico del arroz.


El método más efectivo para cocinar el arroz y reducir el contenido de arsénico es remojarlo durante la noche, luego lavarlo y enjuagarlo hasta que el agua esté limpia, antes de hervirlo en una cacerola, con una proporción de cinco partes de agua y una parte de arroz. 

Tras cocerlo debe colarse y tirar el agua de cocción.

www.elcorreodelsol.com

  • Elige arroz con bajo contenido en arsénico
Consume arroz cultivado en España.
El arroz español tiene una media de 80 microgramos por kilogramo de arsénico inorgánico frente a 130 el de China, 253 que presenta el de EE.UU., o 286 el de Reino Unido.
El arroz español que menos arsénico contiene es el de Doñana, por ser sus aguas las menos contaminadas del territorio español.
En mi libro "Mi niño come sano" te cuento más cosas sobre el arsénico y el arroz. Puedes hacerte con un ejemplar aquí 


BIBLIOGRAFIA

 https://monographs.iarc.fr/wp-content/uploads/2018/06/ mono100C-6.pdf

Meharg A et al Arsenic and rice. 2012. Springer.

Carey M, Jiujin X, Gomes Farias J, Meharg A. Rethinking Rice Preparation for Highly Efficient Removal of Inorganic Arsenic Using Percolating Cooking Water. PLoS One. 2015 Jul 22;10(7):e0131608.

 Sengupta MK, et al. Arsenic burden of cooked rice: Traditional and modern methods. Food Chem Toxicol. 2006 Nov;44(11):1823-9.

Signes A. Mitra F. Burló A, Carbonell-Barrachina A. Effect of two different rice dehusking procedures on total arsenic concentration in rice. Eur Food Res Technol (2008) 226: 561.

https://www.livsmedelsverket.se/globalassets/ publikationsdatabas/rapporter/2015/a-survey-of-inorganic- arsenic-in-rice-and-rice-products-on-the-swedish-market- 2015-part-1.pdf

 Signes-Pastor AJ, et al. Geographical variation in inorganic arsenic in paddy field samples and commercial rice from the Iberian Peninsula. Food Chem. 2016 Jul 1;202:356-63.

Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"

miércoles, 10 de abril de 2019

Los ADITIVOS ALIMENTARIOS y sus riesgos para la salud

Los ADITIVOS y sus riesgos para la salud

Los aditivos son sustancias que se añaden de forma intencionada a los alimentos y bebidas con el fin de conservarlos en buen estado o mejorar su olor, sabor o color. Muchos son inocuos, pero algunos son muy tóxicos y deben ser evitados. En altas dosis se han relacionado con la aparición de cefaleas, asma, urticaria e incluso cáncer. Aprendamos a reconocerlos para así evitarlos.


  • NITRATOS Y NITRITOS
Los nitratos, nitritos, nitrosamidas y nitrosaminas son los llamados compuestos N- nitrosos. Están en el origen de algunos tipos de cáncer.
Los nitratos son sustancias abundantes en el suelo y en el agua, por lo que los podemos encontrar en el agua potable, en vegetales como las espinacas, en alimentos tratados (salados, encurtidos, etc.) y en el tabaco. 

Los nitritos son aditivos utilizados en la industria alimentaria para conservar la carne y darle sabor y color.
Los podemos encontrar en las etiquetas alimentarias como: 

E 249...... Nitrito potásico. E 250...... Nitrito Sódico.
E 251...... Nitrato Sódico. E 252...... Nitrato Potásico. 

Los nitratos se pueden convertir a nitritos por una reacción química de reducción que puede tener lugar en el intestino por acción de bacterias allí presentes. 
Están presentes en embutidos, salazones, patés, preparados de carnes, bacón y cervezas. Tóxicos en especial para los niños.. Los nitratos se relacionan con el cáncer oral, de estómago, esófagoy colon- recto.


La ingesta abundante de carne hace que el pH en los jugos gástricos disminuya favoreciendo la formación de nitrosaminas que son cancerígenas. La vitamina C inhibe la formación de nitrosaminas in vitroy podría ayudar a protegernos de las sustancias nitrosadas si consumimos alimentos que contienen nitratos debemos consumirlos junto a alimentos ricos en vitamina C para evitar su toxicidad. Por ejemplo, bocata de fiambre con rucula y tomate.

E-230 bifenilo, E-231 ortofenilfenol y E-232 ortofenilfenato sódico

Son conservantes sintéticos procedentes del petróleo. Se aplican sobre la piel de los cítricos y se relacionan con el cáncer de vejiga. No desaparecen al lavarlos. Si vas a usar la piel de los cítricos para consumo, asegúrate de que éstos sean de cultivo ecológico. 

E-239 hexametilentetramina.

Es un conservante sintético derivado del amoniaco y del formaldehído. Se emplea en conservas de pescado, caviar y cortezas de quesos provolone para evitar mohos y bacterias. Provoca mutaciones genéticas en animales de laboratorio. Puede ser cancerígeno. 

E-284 ácido bórico. Se emplea en el caviar y en ciertos enjuagues bucales. Es un tóxico que afecta al sistema nervioso.

  • TBHQ Terbutil Hidroquinona o E319
Es un antioxidante y aromatizante permite que la comida dure mucho más tiempo en buenas condiciones se origina del petróleo y que está estrechamente ligado al butano.



Esta en la comida, pero también en laca para pelo y cremas para piel

El TBHQ puede tener como efecto secundario el padecimiento de vómitos, náuseas, silbidos en los oídos, síntomas de delirio o colapso.

La conocida como “comida basura” es de las que más TBHQ contienen. Se pueden encontrar en:

Aceites hidrogenados (vegetales)
Colorantes artificiales
Edulcorantes artificiales (sustitutos del azúcar)
Betanzo do sodio
Sales de aluminio
Aspartame
Sustancia BHA (Butilhidroxianisol)
Sustancia BHT (Butilhidroxitolueno)
Sopas instantáneas
Salsas
Nitritos y nitratos (productos cárnicos procesados)
Galletas
Cereales
Gallate de Propileno
Dioxido de azufre
Sulfitos (pan de molde, vinos de mesa)

No se recomienda su consumo en embarazadas ni niños. En altas dosis provoca hiperactividad, asma, urticaria, insomnio. Se acumula en la grasa. A largo plazo puede ser cancerígeno. Esta prohibido en Japón
Un reciente estudio demuestra que puede restar eficacia a la vacuna de la gripe. Si lo consumimos durante la vacunación puede restar eficacia al tratamiento.

  • E-102, tartrazina o amarillo 5. Se usa como colorante alimentario o sintético para dar a los alimentos color amarillo y naranja. Se añade a zumos, polo flash, sopas, salsas, helados, chicles, pero también en cosmética y algunos fármacos. Está presente en el colorante alimentario que compraremos para dar color a nuestras paellas y arroces. Este componente con el que aderezamos nuestras comidas puede causar reacciones alérgicas, asma y urticaria, sobre todo en personas sensibles a la aspirina. También hay estudios que indican que este colorante puede afectar a la actividad del cerebro, produciendo posible hiperactividad y déficit de atención. Por ello, desde 2008 el Parlamento Europeo obliga a que los alimentos que contienen ese colorante alimentario sean etiquetados con «pueden tener un efecto adverso sobre la actividad y la atención de los niños». La tartrazina está prohibida en Noruega, y en Austria y Alemania lo estuvo. 


  • E621 o glutamato monosódico o MSG. Es un potenciador del sabor que se usa para mejorar el sabor de los alimentos y que nos quedemos con más ganas de seguir comiendo, lo que se ha asociado a mayor riesgo de obesidad cuando se consumen alimentos que contiene glutamato. Este aditivo produce un aumento en las ganas de comer de hasta un 40%, según un estudio. Aunque se le considera un aditivo seguro, hay mucha controversia a su alrededor porque los estudios son contradictorios. En personas sensibles puede producir dolor de cabeza, tensión muscular, hormigueos, náuseas y reacciones alérgicas. 
Su uso industrial está aumentando a pasos agigantados. Hace cuarenta años se producían 200.000 toneladas de glutamato monosódico y hoy se producen más de 3.000.000 de toneladas al año. El informe de Market Research sobre el mercado del glutamato prevé que en el año 2020 genere unos ingresos de 5.850 millones de dólares, creciendo a una tasa anual del 4,5% entre 2015 y 2020. Por tanto, parece evidente que la industria nunca va a hablar mal de él. Yo restringiría los alimentos que contengan potenciadores del sabor. Revisa bien las etiquetas.



RECOMENDACION PARA REDUCIR EL CONSUMO DE ADITIVOS ALIMENTARIOS
  • –Da prioridad a los alimentos frescos y elaborados en casa. Di adiós a los aditivos. 
  • Descarga app que te ayuden a identificar los aditivos más tóxicos como INGRED  o E-ADITIVOS 

AQUI podéis escuchar el postcast del programa donde hablamos de aditivos alimentarios en Canal Sur Radio





Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"
-->

domingo, 10 de febrero de 2019

La infusión de la felicidad que nos ayuda a prevenir enfermedades.. té, canela, clavo, cardamomo y chocolate negro

Hoy os traigo una receta que os va a encantar por su sabor y sus propiedades. 
Es antiinflamatoria y por tanto ideal para prevención de enfermedades relacionadas con ella, como cáncer, diabetes, enfermedades cardiovascualares, depresión, etc. Si atendemos al IF Rating (índice de inflamación de los alimentos), las especias son altamente antiinflamatorias. La idea la vi en un video que compartió gipsy chef
Además de ser antiinflamatoria es muy reconfortante, lo que te ayudará a sentirte mejor esos días que lo ves todo negro. Espero que os guste


INGREDIENTES

1 cucharada de té (verde, negro o rojo)
1 ramita de canela
Un trozo de cascara de limón
Unos granos de cardamomo
2 clavos
2 onzas de chocolate negro 85%
1 vaso de leche de coco
1 vaso de agua


PREPARACION
1. En una cafetera de acero inoxidable añade el agua y la leche de coco. A continuación las especias y el té. Cierra la cafetera y ponla al fuego hasta que emane la bebida infusionada, igual que haría el café






 2. Prepara dos tazas y trocea 1 onza de chocolate negro en cada una





 3. Vierte la infusión sobre la taza con el chocolate negro. Remueve para que se mezcle el chocolate y listo para servir





Dra. Odile Fernández. Médico de Familia, Superviviente de Cáncer. Autora del blog "Mis Recetas Anticáncer"