jueves, 15 de diciembre de 2016

Riesgos del aceite de palma y el ácido palmítico para la salud. Se ha relacionado con el cáncer metástasico

Hace unos días se publicaba una noticia que daba la vuelta al mundo y puede ser el inicio de una nueva terapia para el cáncer metastásico: "Las células tumorales dependen de las grasas para iniciar metástasis" rezaba en los titulares de muchos medios de comunicación. 
Pues sí, parece que estamos de enhorabuena y empezamos a entender porque se producen las metástasis y se confirma, una vez más,  que la alimentación tiene que ver y mucho con el cáncer.
Siempre os digo, BASTA YA de la típica frase que se les repite con frecuencia a las personas con cáncer de "COME LO QUE QUIERAS". Una vez más la ciencia viene a demostrar que no podemos comer lo que queramos si queremos gozar de SALUD. Veamos este nuevo estudio....

Alimentos y productos ricos en aceite de palma
El estudio del que os hablo acaba de publicarse en Nature y ha sido liderado por el investigador Salvador Aznar Benitah del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona). En este estudio se ha identificado un proteína que es capaz de iniciar las metástasis y se denomina CD36. Esta proteína, que está en las membranas de las células tumorales, se encarga de capturar e internalizar ácidos grasos. Cuando esta proteína está presente en la membrana de una célula tumoral es mucho más probable que la célula haga metástasis que cuando no está presente. Esta proteína absorbe el LDL colesterol circulante y lo utiliza para apuntalar las membranas celulares y ayudar así a las células tumorales a migrar e invadir otros órganos. 
Se ha visto que la CD36 puede ser responsable de las metástasis en cancer de la cavidad oral, del ovario, mama, piel, vejiga y pulmón. Los investigadores creen que esta proteína puede promover las metástasis en cualquier tipo de cáncer. 

Una vez establecida la relación entre CD36 y grasa la siguiente pregunta era, ¿el consumo de grasas tiene algún efecto directo en metástasis?

Los investigadores dieron a un grupo de ratones una dieta rica en grasas (un 15% más del consumo normal, que sería equivalente a lo que se conoce como “dieta de cafetería”). La fórmula rica en grasa que usaron contenía: caseina de la leche, maltodextrina, sucralosa, manteca de cerdo y aceite vegetal. Después, les inocularon un tipo de cáncer oral para el que, en condiciones de dieta habituales, el 30% de los ratones desarrollaban metástasis. Con más grasas en sangre, cerca del 80% de los ratones desarrollaron metástasis y de mayor tamaño que los ratones con dieta "standard".

También testaron el efecto de las grasas en metástasis con un ácido graso específico, el ácido palmítico. Este ácido graso está presente en el aceite de palma, en la carne, en los lácteos y en la grasa humana. Trataron un tumor oral durante dos días con ácido palmítico procedente del aceite de palma y después lo inyectaron en ratones que tenía una dieta normal. Una vez inoculado en el ratón, ese tumor pasaba de una frecuencia metastática del 50% al 100%. Es decir, todos los ratones desarrollaban metástasis, y además comprobaron que dependía de CD36.
La buena noticia es que cuando los investigadores bloquearon esta proteína el riesgo de metástasis desapareció y esto abre la puerta a desarrollar fármacos que bloqueen esta proteína y además nos permita dar pautas de alimentación para disminuir las grasas disponibles para ser aprovechadas por el tumor. 



Ahora viene la gran pregunta.... ¿donde está el ácido palmítico? ¿¿Como lo distingo en las etiquetas??
Pues bien os digo que es una pregunta muy difícil de contestar. Veamos....

El ácido palmitico es un ácido graso saturado y es el principal ácido graso saturado presente en la dieta. Es el acido graso saturado más abundante en las carnes (sobre todo en la grasa de la carne roja y la piel de la carne blanca), en la grasa láctea (mantequilla, queso y nata) y en los aceites vegetales como el aceite de palma. Es el principal componente de la margarina.

Hay dos tipos de ácido palmítico:

1. Natural. Presente en el aceite de palma principalmente, pero también en el aceite de coco, aceite de oliva, en la grasa humana, leche materna, carne roja, lácteos.... En condiciones normales este ácido graso está acompañado de otros ácidos grasos como acido oleico y linoleico y no representa un problema siempre que su consumo sea muy, muy moderado.

2. Industrial. El ácido palmítico a nivel industrial se obtiene principalmente del aceite de palma en forma de sal de sodio (palmitato sódico). El palmitato sódico se utiliza con muchos y variados fines... fabricación de jabón, cosméticos y detergentes y fue el ácido graso utilizado en el estudio con ratones.
En la industria farmacéutica se utiliza en la fabricación de sistemas de liberación prolongada y en la industria alimentaria el palmitato se utiliza ampliamente como agente texturizante y espesante, especialmente en platos preparados, y como conservante en algunos productos. Es importante señalar que el palmitato de sodio es un aditivo permitido en los productos etiquetados como orgánicos o eco. Para obtenerlo, el aceite de palma se modifica, aquí podéis saber más sobre como se obtiene e incluso comprarlo 

El ácido palmítico es considerado el ácido graso saturado más perjudicial para la salud por su efecto directo sobre los niveles de colesterol sanguíneo. De acuerdo con los datos publicados por la Organización Mundial de la Salud, el consumo excesivo de ácido palmítico aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares prácticamente al mismo nivel que las grasas trans y en los últimos estudios se confirma que aumenta el riesgo de padecer cáncer. 
Si se combina el ácido palmítico con ácidos grasos monoinsaturados, como el ácido oleico o el ácido linoleico, el efecto sobre el colesterol sanguíneo no es significativo. Esto es lo que pasa en el aceite de oliva, o coco. Si hablamos de aceite de oliva o coco virgen extra este acido palmitico no es problemático. Sin embargo cuando este ácido palmitico se hidrogena o se mezcla con otras grasas hidrogenadas es cuando viene el desastre... el LDL colesterol aumenta y disminuye el HDL y con ello aumenta el riesgo de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Y este es el ácido palmítico que solemos consumir cuando tomamos cualquier tipo de alimento procesado.
Cada vez se usa más este aceite. Una de las razones del incremento del uso del aceite de palma en la industria alimentaria en los años noventa es el abandono progresivo del uso de grasas trans, al conocerse el efecto perjudicial de estas para la salud cardiovascular

En resumen el ácido palmítico está presente en:

BOLLERIA Y PASTELERIA INDUSTRIAL, HELADOS, MARGARINAS, SNACKS, CHOCOLATES, PRECOCINADOS, CREMAS PARA UNTAR... hasta en las LECHES DE CONTINUACION!!

En las etiquetas se indica como Aceite de palma, palm oil, palmitic acid, pero a veces no solo encontamos esta denominación: vegetal oil, vegetal fat, la mayoría de estas grasas o aceites vegetales serán aceite de palma, ¡evitalos! Aquí tienes una lista de productos y marcas que usan aceite de palma. ¡¡No hay aún obligación de declarar el ácido palmítico entre los ingredientes, aunque la habrá en breve!!

No es solo una cuestión de salud.... el uso masivo de aceite de palma está contribuyendo a un importante desastre ecológico y social, a la deforestación de importantes zonas verdes del planeta y a la desaparición del orangután


Disminución de zonas verdes en Boreno

  • CONSEJOS para reducir el consumo de ácido palmítico:
  1. Reduce el consumo de carne y derivados
  2. Reduce el consumo de lácteos
  3. Limita o elimina los productos procesados
  4. Aumenta el consumo de fruta y hortalizas
  5. Para cocinar, siempre aceite de oliva virgen extra
  • ¡BUSCA ALIMENTOS SIN ACEITE DE PALMA O ACIDO PALMITICO. LO MEJOR: ACEITE DE OLIVA Y EN SU DEFECTO GIRASOL O COLZA!
Fuente:

Gloria Pascual, Alexandra Avgustinova, Stefania Mejetta, Mercé Martín, Andrés Castellanos, Camille Stephan-Otto Attolini, Antoni Berenguer, Neus Prats, Agustí Toll, Juan Antonio Hueto, Coro Bescós, Luciano Di Croce & Salvador Aznar Benitah

Targeting metastasis-initiating cells through the fatty acid receptor CD36
Nature (2016): Doi: 10.1038/nature20791