martes, 21 de junio de 2016

Café y riesgo de cáncer. ¿El café protege frente al cáncer o aumenta su riesgo?

El café es un alimento muy controvertido, durante años se le ha dado un uso medicinal y en otras ocasiones se ha acusado de perjudicar nuestra salud. ¿El café es bueno o malo para nuestra salud?
Actualmente es café es una de las bebidas más consumidas en el mundo junto al té verde.



  • Cuando te tomas una taza de café ¿qué vas a encontrar en ella?

Depende mucho de la forma de cultivar de grano y de preparar el café. El café en grano verde es un buena fuente de vitamina B2 o riboflavina, y también es una fuente concentrada de fitoquímicos antioxidantes.

El café contiene:

  1. El ácido clorogénico, un compuesto antioxidante que es el principal fenol presente en el café. En el café descafeinado hay menos ácido clorogénico que en el café "normal"
  2. El ácido quínico, un fitoquímico que le da el sabor ácido de café
  3. Cafestol y Kahaweol, compuestos que se extraen del aceite de los granos durante su prensa. El café sin filtrar, como por ejemplo la prensa francesa o el café hervido, contiene estos compuestos
  4. La cafeína, un estimulante natural que afecta al sistema nervioso central
  5. N-metilpiridinio (NMB), una sustancia que se genera al tostar el grano y que potencia el poder antioxidante del café
El café instantáneo y el descafeinado contienen menos antioxidantes que el café de tuesta natural

Prensa francesa para obtener café sin filtrar
El café contiene una gran variedad de fitoquímicos, muchos de los cuales tienen propiedades antioxidantes. Un posible vínculo entre el café y el cáncer se ha establecido en los últimos años con más de 1.000 estudios sobre el tema. Al principio de la investigación, algunos estudios dieron a entender que el café podría aumentar el riesgo de cáncer, pero  estudios más amplios y mejor diseñados sugieren lo contrario: el café puede proteger frente al cáncer, la clave está en saber prepararlo.

"El café protege frente al cáncer de endometrio e hígado"

Estudios de laboratorio


Los estudios de laboratorio se están centrando en estudiar los lignanos y fitoquímicos presentes en los granos de café. En estudios celulares y animales, los científicos han identificado varios fitoquímicos que ayudan a controlar el crecimiento celular y reducen el desarrollo de células cancerosas.

Para el cáncer colorrectal, una explicación de por qué el café puede mostrar protección es porsu contenido de cafeína. La cafeína puede acelerar el paso carcinógenos "a través del tracto digestivo, lo que reduce el tiempo de nuestro cuerpo está expuesto a estas sustancias. Estudios celulares muestran la cafeína influye en la señalización celular para disminuir el desarrollo del cáncer colorrectal.

El ácido clorogénico ha demostrado una importante actividad antioxidante en estudios de laboratorio. El ácido cafeico parece servir como un antioxidante y actuar en varias etapas del desarrollo del cáncer, para ayudar a regular el crecimiento celular, reducir la inflamación y aumentar la autodestrucción de las células cancerosas.

En estudios celulares y animales, Kahaweol y cafestol estimulan las enzimas que hacen que los carcinógenos se vuelvan inofensivos al bloquear las proteínas que activan los carcinógenos.

El café es también una fuente de lignanos, y en cultivos celulares y en animales se ha visto que pueden cambiar el metabolismo de los estrógenos e influir en los factores de crecimiento y reguladores del crecimiento de las células para así reducir el crecimiento  y desarrollo de células cancerosas y  promover la autodestrucción de las células anormales.

Los estudios en humanos

Los estudios de población bien diseñados y bastante amplios  proporcionan una buena evidencia de que hasta seis tazas de café al día no aumentan el riesgo de la  mayoría de los cánceres. La investigación actual sugiere incluso que el café podría reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. En algunos estudios de población, las personas que beben cantidades moderadas de café al día reducen modestamente el riesgo de una amplia gama  de canceres especialmente cáncer de endometrio e hígado. En 2012 un estudio con población de EE.UU. relaciono el consumo diario de café con una menor mortalidad global.

Hay varias hipótesis sobre cómo el café puede disminuir el riesgo de cáncer. El café es una de las principales fuentes de antioxidantes. Estudios pequeños de intervención sugieren que el café puede mejorar los marcadores del estado antioxidante y reducir los marcadores de inflamación a corto plazo. Los estudios en animales y los estudios en humanos sugieren que tanto el café normal como el descafeinado pueden disminuir la resistencia a la insulina, una condición que conduce a altos niveles de insulina en el cuerpo. La reducción de resistencia a la insulina podría ayudar a reducir el riesgo de cánceres cuyo crecimiento se ve impulsado por el exceso de insulina.

¿Cómo consumirlo?

Compra café de tueste natural en grano y muelelo en casa. Si es ecológico mejor que mejor
Preparalo con una cafetera de prensa o hiervelo en agua y después cuela.
También puedes preparar infusiones con café verde en grano

BIBLIOGRAFIA

  1. American Dietetic Association Evidence Analysis Library, How do caffeinated beverages affect the need for other fluids in adults?, ADA.  Accessed August 12, 2011. http://www.adaevidencelibrary.com/evidence.cfm?evidence_summary_id=250554.
  2. Goldstein, E., et al. International society of sports nutrition position stand: caffeine and performance. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 2010. 7(1): p. 5.
  3. Mattila P, Hellstrom J, and Torronen R. Phenolic acids in berries, fruits, and beverages. Journal of Agricultural and Food Chemistry, 2006. 54(19): p. 7193-9.
  4. Carlsen M, et al. The total antioxidant content of more than 3100 foods, beverages, spices, herbs and supplements used worldwide. Nutrition Journal, 2010. 9: p. 3.
  5. Yu X, et al., Coffee consumption and risk of cancers: a meta-analysis of cohort studies. BMC Cancer, 2011. 11: p. 96.
  6. World Cancer Research Fund / American Institute for Cancer Research, Food, Nutrition, Physical Activity and the Prevention of Cancer: a Global Perspective, 2007: Washington, DC. p. 148-156.
  7. Zhang X, et al. Risk of colon cancer and coffee, tea, and sugar-sweetened soft drink intake: pooled analysis of prospective cohort studies. Journal of the National Cancer Institute, 2010. 102(11): p. 771-83.
  8. Turati F, et al. Coffee and cancers of the upper digestive and respiratory tracts: meta-analyses of observational studies. Annals of Oncology : Official Journal of the European Society for Medical Oncology / ESMO, 2011. 22(3): p. 536-44.
  9. Turati F, et al. A meta-analysis of coffee consumption and pancreatic cancer. Annals of oncology : official journal of the European Society for Medical Oncology / ESMO, 2011.
  10. Je Y, Liu W, and Giovannucci E. Coffee consumption and risk of colorectal cancer: a systematic review and meta-analysis of prospective cohort studies. International Journal of Cancer. Journal International du Cancer, 2009. 124(7): p. 1662-8.
  11. Arab L. Epidemiologic evidence on coffee and cancer. Nutrition and Cancer, 2010. 62(3): p. 271-83.
  12. Misik M, et al. Impact of paper filtered coffee on oxidative DNA-damage: results of a clinical trial. Mutation Research, 2010. 692(1-2): p. 42-8.
  13. Bakuradze T, et al. Antioxidant-rich coffee reduces DNA damage, elevates glutathione status and contributes to weight control: results from an intervention study. Molecular Nutrition & Food Research, 2011. 55(5): p. 793-7.
  14. Kempf K, et al. Effects of coffee consumption on subclinical inflammation and other risk factors for type 2 diabetes: a clinical trial. The American Journal of Clinical Nutrition, 2010. 91(4): p. 950-7.
  15. Kotyczka C, et al. Dark roast coffee is more effective than light roast coffee in reducing body weight, and in restoring red blood cell vitamin E and glutathione concentrations in healthy volunteers. Molecular Nutrition & Food Research, 2011.
  16. Morii H, et al. Effects of instant coffee consumption on oxidative DNA damage, DNA repair, and redox system in mouse liver. Journal of Food Science, 2009. 74(6): p. H155-61.
  17. van Dam RM. Coffee consumption and risk of type 2 diabetes, cardiovascular diseases, and cancer. Applied Physiology, Nutrition, and Metabolism. Physiologie Appliquee, Nutrition et Metabolisme, 2008. 33(6): p. 1269-83.
  18. Fujise Y, Okano J, Nagahara T, Abe R, Imamoto R, Murawaki Y.  Preventive effect of caffeine and curcumin on hepato-carcinogenesis in diethylnitrosamine-induced rats. International Journal of Oncology. 2012 Jun;40(6):1779-88. http://www.spandidos-publications.com/ijo/40/6/1779.
  19. Kang NJ, Lee KW, Kim BH, Bode AM, Lee HJ, Heo YS, Boardman L, Limburg P, Lee HJ, Dong Z.  Coffee phenolic phytochemicals suppress colon cancer metastasis by targeting MEK and TOPK.  Carcinogenesis. 2011 Jun;32(6):921-8. Epub 2011 Feb 11. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21317303.
  20. Gierach GL, Freedman ND, Andaya A, Hollenbeck AR, Park Y, Schatzkin A, Brinton LA.  Coffee intake and breast cancer risk in the NIH-AARP diet and health study cohort.  International Journal of Cancer. 2011 Aug 16. doi: 10.1002/ijc.26372. [Epub ahead of print] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22020403.
  21. Wilson, KM., et al. Coffee Consumption and Prostate Cancer Risk and Progression in the Health Professionals Follow-up Study. Journal of the National Cancer Institute, June 8, 2011 (Advance Online Access May 17, 2011). Volume 103, Issue 11, pp. 1-9
  22. Freedman ND, Park Y, Abnet CC, Hollenbeck AR, Sinha R.  Association of coffee drinking with total and cause-specific mortality. New England Journal of Medicine. 2012 May 17;366(20):1891-904.
  23. Floegel A, Pischon T, Bergmann MM, Teucher B, Kaaks R, Boeing H.  Coffee consumption and risk of chronic disease in the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC)-Germany study.  American Journal of Clinical Nutrition. 2012 Apr;95(4):901-8. Epub 2012 Feb 15.


lunes, 20 de junio de 2016

Ya tenemos ganadoras para el programa de cuidados integrales para mujeres con cáncer

Gracias a tod@s por participar! Habéis sido 140 las interesadas, pero solo podía tocarle a una. En esta ocasión es Bárbara la ganadora con el número 97.
Para los que no habéis resultado agraciados pero os apetece participar en el programa os espero en Caldes! A todos los que habeis participado el balneario os ofrece un 10% de descuento!!! Pasaremos unos días de relax y aprenderemos a cuidarnos un poquito más



sábado, 11 de junio de 2016

Presentación del libro SIMPLEMENTE ADELGAZA en Granada. 14 Junio

El próximo martes 14 se presenta en Granada, "Simplemente Adelgaza",  un libro que nos aportará las claves para perder peso basadas en el método Bixia creado por Carmen Molina. 


¿Estas cansada de hacer dietas en las que pasas hambre y cuando las dejas vuelves a recuperar los kilos que dejaste? ¿Decidida a conseguir el físico que deseas a cambio de modificar determinados hábitos poco saludables y a aprender a comer recetas ricas que te liberen de esos kilos de más de forma fácil y gratificante? Carmen a través de su método Bixia nos enseña a perder peso sin hacer una dieta restrictiva de este método nos habla en su nuevo libro. Os invito a acompañarla en la presentación de su libro SIMPLEMENTE ADELGAZA.

14 Junio. 1930h Cuarto Real de Santo Domingo. Plaza de los Campos, 6. GRANADA

jueves, 9 de junio de 2016

La incidencia y muerte por cáncer se puede reducir con un estilo de vida saludable

El estilo de vida que llevemos influye en el riesgo de padecer cáncer, aunque un estudio publicado hace poco decía que el cáncer era cuestión de mala suerte; simplemente una mutación al azar en nuestras células podía dar lugar a un cáncer. Esta afirmación tiene una base poco sólida, la mayoría de estudios apuntan a que el cáncer es un enfermedad medio ambiental en un 90-95% de los casos y según como comamos y como vivamos así enfermamos.

Un nuevo estudio recién publicado en JAMA Oncology busca establecer una relación entre los estilos de vida y el riesgo de padecer y morir por cáncer.
En este estudio hicieron dos grupos, en uno incluyeron a las personas con un estilo de vida saludable (no tabaco, muy poco alcohol, un IMC entre 18.5 y 27,5 y practica de ejercicio físico regular en intensidad moderada o vigorosa) y en el otro grupo a las personas que no cumplían estos 4 criterios.

En el estudio se incluyeron 89571 mujeres y 46339 hombres, de estas 16351 mujeres y 11731 hombres  fueron incluidas en el grupo de estilo de vida saludable.
En el grupo de mujeres con un estilo de vida saludable la incidencia de cáncer fue de un 25% y en el control del 48%, casi el doble, en el caso de los hombres 33% frente a 44%. La mortalidad por cáncer de mama entre el grupo saludable fue del 4% y en el control del 12%

Este estudio nos viene a corroborar que se puede hacer mucho en la prevención del cáncer y que hay que poner en marcha políticas sanitarias orientadas a promover estilos de vida saludables de forma activa.

Fuente: Preventable Incidence and Mortality of Carcinoma Associated With Lifestyle Factors Among White Adults in the United States. Mingyang Song, MD, Edward Giovannucci, MD.  JAMA Oncol. Published online May 19, 2016.

martes, 7 de junio de 2016

La dieta mediterránea disminuye el riesgo de recidiva del cáncer de mama

Seguir una dieta mediterránea rica en verduras, pescado y aceite de oliva virgen extra puede reducir el riesgo de recidiva del cáncer de mama según sugiere un nuevo estudio.



El estudio fue presentado en la conferencia de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) en Chicago, en dicho estudio participaron 199 mujeres con cáncer de mama comiendo su dieta normal y 108 que consumían una dieta mediterránea saludable. El estudio ha sido llevado a cabo en el Hospital de Piacenza en Italia y se ha seguido a las mujeres durante 3 años

Una dieta mediterránea incluye verduras, frutas, frutos secos, semillas, pescado, aceite de oliva y cereales integrales, mientras que son bajos en la carne roja y procesada, y el alcohol se consume en cantidades mínimas (.menos de una bebida al día para las mujeres, o de uno a dos para los hombres)
También se incluyen de varias porciones de frutas y verduras al día, una porción de cereales integrales y hasta cuatro porciones de pescado por semana.

Los resultados mostraron que durante el tiempo que duró el estudio, 11 pacientes sufrieron cáncer de nuevo entre las mujeres que estaban siguiendo su dieta normal, mientras que no hubo mujeres en el grupo de dieta mediterránea con recaída.

Una investigación publicada el año pasado en la revista Archives of Internal Medicine también encontró que el consumo de una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra se asoció con un menor riesgo de cáncer de mama. El estudio, dirigido por la Universidad de Navarra en Pamplona y el Centro de Investigación español Biomédica en Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición en Madrid, hizo dos grupos, en uno incluyeron a mujeres en cuya familia se consumía 1 litro de AOVE a la semana y en el otro a mujeres que no consumían apenas grasas. En este estudio participaron más de 4000 mujeres.
Los investigadores encontraron que las mujeres que consumían la dieta mediterránea con un plus aceite de oliva extra parecían tener un menor riesgo de cáncer de mama menor, de hasta un 68%.

Cuando superas un cáncer el principal miedo es la recidiva, si cambiando los hábitos alimentarios podemos reducir ese riesgo, empecemos a dar pautas de alimentación concreta a las mujeres. Parece que funciona, parece que nunca es tarde para cambiar nuestra alimentación y tener resultados positivos en nuestra salud. Basta ya del come lo que quieras!